Infraestructuras y Servicios

Sacyr presentará su plan estratégico a 2027 en el Día del Inversor del próximo 9 de mayo

  • Limita a cuatro años el alcance de su nueva hoja de ruta, frente a los cinco de la anterior
Manuel Manrique, presidente de Sacyr

Sacyr ha diseñado un nuevo plan estratégico para el periodo 2024-2027. El grupo de infraestructuras ha renovado su hoja de ruta después de que en 2022 alcanzara, con tres años de antelación, prácticamente todos los objetivos que se había fijado para el plan 2021-2025, con excepción de la drástica reducción de la deuda neta con recurso, rebajada en 2023 a 269 millones (546 millones en 2022) tras las desinversiones en Servicios. La compañía trasladará a analistas e inversores sus líneas maestras en el Día del Inversor que celebrará el próximo 9 de mayo.

Sacyr ha limitado a cuatro años el alcance temporal de su nuevo plan estratégico, frente a los cinco que contemplaba inicialmente el anterior (2021-2025). La estrategia de la multinacional española para el próximo periodo abundará en la apuesta decidida por el negocio de concesiones de infraestructuras. Esta división generó 940 millones de euros de resultado bruto de explotación (ebitda) en 2023, un 7% más que en 2022, y ya aportó el 93% del total del grupo.

Al cierre del último ejercicio, Sacyr contabilizaba 70 activos concesionales que tienen una vida media de 26 años. Su valor ascendía entonces a 3.254 millones de euros, 443 millones más que la valoración dada en el Día del Inversor de 2021. El día 9 actualizará la cifra.

El grupo hará caja en los próximos meses con las ventas de siete concesiones en Chile y del 49% de sus participaciones en cuatro autopistas en Colombia para acometer nuevas inversiones.

Asimismo, Sacyr revelará su pretensión por crecer en agua, un negocio en el que hace dos años planteó la entrada de un socio para obtener recursos con los que potenciarlo pero que, por ahora, está aparcada.

Sacyr refrendará su intención de equilibrar su posición geográfica para que América Latina pese el 33% de la cartera, Europa el 33% y los países anglosajones el 33% restante.

La rebaja de la deuda neta con recurso, fijada en los 269 millones de euros referidos, seguirá siendo prioridad. Las desinversiones en marcha y la propia generación de los activos concesionales permitirá avanzar en esa línea.

Este lunes Sacyr presenta los resultados del primer trimestre de 2024. El grupo obtuvo un beneficio neto de 153 millones de euros en 2023, el 39% más que los 111 millones obtenidos en 2022 gracias, en gran parte, a las desinversiones de la división de Servicios (Valoriza Servicios Medioambientales y Sacyr Facilities) y de algunas infraestructuras. El resultado bruto de explotación (ebitda) alcanzó 1.523 millones, con un alza del 7%, mientras que las ventas se contrajeron un 7,4%, hasta 4.609 millones. La rentabilidad, medida como margen ebitda, creció en 430 puntos básicos, hasta la cifra récord del 33%. Sacyr cerró la sesión con un alza en bolsa del 0,20%, hasta 3,03 euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud