Infraestructuras y Servicios

El Gobierno tumba el proyecto turístico de Trebujena frente a Doñana

  • La CHG estima que está en zona inundable y que no hay agua para 300 viviendas, hoteles y campo de golf
  • El presidente de la Junta recuerda que lo promueve el Ayuntamiento (IU) y que la Junta del PSOE lo consintió con Juan Espadas de consejero

La Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, ha emitido un informe "desfavorable" sobre la aprobación provisional de una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Trebujena (Cádiz) para un proyecto urbanístico de 300 villas de lujo, hoteles y un campo de golf junto al río Guadalquivir, justo frente al Parque Nacional de Doñana.

La modificación del PGOU la promueve el Ayuntamiento de Trebujena (IU) y había obtenido Declaración Estratégica Ambiental favorable de la Junta de Andalucía con cinco informes técnicos emitidos a expensas de lo que dictaminase la CHG, organismo competente en materia de aguas. Tras estos informes técnicos de la Junta se había producido polémica política al acusar el ejecutivo central al Gobierno autonómico de irresponsabilidad, en el contexto del enfrentamiento entre estas administraciones por la protección de Doñana.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha afirmado tras conocer la resolución de la CHG que su gobierno ha actuado como "mero tramitador" y que emitió el informe de ordenación del territorio "en base a lo que había hecho el Ayuntamiento de Trebujena, que es un replanteamiento urbanístico, y que Juan Espadas (actual secretario general del PSOE-A) cuando era consejero (en 2009) le dio la oportunidad para desarrollar esta urbanización".  

El informe desfavorable de la CHG señala que ese futuro proyecto "la superficie se ve afectada por la Zona Inundable del Guadalquivir para un periodo de retorno de 500 años", aunque de igual forma precisa, según la información que aporta el visor cartográfico del Sistema Nacional de Calificación de Zonas Inundables (SNCZI), que ha desarrollado el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, esa afectación se mueve entre "una probabilidad media u ocasional (T100 años) y baja o excepcional (T500 años)".

No hay agua

Se justifica también el informe desfavorable en que no está acreditada la disponibilidad de los recursos hídricos necesarios para el desarrollo de la modificación puntual del PGOU de Trebujena, dado que "las masas de agua existentes en la zona no pueden utilizarse como fuente de recurso y aún no existe concesión vigente que depende de la aprobación del trasvase".

En su propuesta, el Ayuntamiento de Trebujena estimaba que había agua suficiente. El documento de la CHG, sin embargo, indica que "sin perjuicio de que se propone un conjunto de medidas para disminuir el consumo humano de agua... Se ha estimado una demanda inicial de agua (primera fase) de unos 50.000 metros cúbicos al año, que en el transcurso de los dieciséis años que se estima durará la consolidación de la actuación, deberá alcanzar los 162.000 metros cúbicos al año".

El Ayuntamiento prevé ahorro en el consumo y una depuradora que aún no está construida

Al dato del consumo humano se le añaden los cálculos que aporta el informe sobre demanda para riego y campo de golf, de los que apunta que "la demanda de agua para riego de los espacios libres públicos y privados y el campo de golf se ha estimado en 375.000 metros cúbicos al año", aunque seguidamente precisan los cálculos del Ayuntamiento que "al estar previsto el almacenamiento del agua tratada en lagos y considerando la evaporación que se producirá resulta necesario tratar un volumen de unos 700.000 metros cúbicos al año".

Sobre la posibilidad de que el campo de golf se riegue con aguas regeneradas, la CHG considera que "no existen en la actualidad las estaciones depuradoras de aguas residuales de las que se pretende reutilizar las aguas residuales regeneradas".

Larga tramitación

El informe de la Confederación Hidrográfica del Gualdaquivir relata los antecedentes administrativos de la modificación puntual del PGOU de Trebujena, de los que recuerda que el 22 de diciembre de 2014 emitió un informe en materia de aguas sobre ese cambio puntual "cuyo sentido fue favorable condicionado, entre otras condiciones, al informe favorable de la administración competente (Comunidad Autónoma) respecto a las medidas a adoptar para la resolución de las situaciones de inundabilidad que puedan estar provocadas por una avenida de período de retorno de 500 años".

A esto precisa que ese informe es "anterior a la entrada en vigor del Real Decreto 638/2016", que "modifica varios artículos en relación a los usos permitidos en zonas inundables", así como que "se han aprobado dos revisiones del Plan Hidrológico de la Demarcación del Guadalquivir, en 2016 y otra en 2023".

El terreno es marisma desecada improductivo para la agricultura pero con posibilidades para el turismo

Y que el 1 de julio de 2019 se recibe documentación del Ayuntamiento de Trebujena para esa modificación puntual del PGOU con la pretensión "autorizar el uso residencial hasta las 300 unidades de vivienda previstas en el Plan de Ordenación del Territorio, sin que su edificabilidad supere el 35% de la total resultante", a lo que suma "incrementar la edificabilidad global, a fin de hacer viables las inversiones necesarias para las conexiones exteriores de acceso e infraestructuras, la urbanización interior y la construcción del campo de golf", así como "diversificar los usos posibles, además de incluir el residencial, permitiendo la implantación de usos comerciales y de equipamientos privados".

En el documento que pasó por pleno en Trebujena en 2019, defendido por el Gobierno local de IU, se argumentaba que el terreno elegido por los promotores "es agrícolamente casi improductivo por las características del terreno y por la inexistencia de agua para su puesta en regadío, por lo que su transformación no consume otros recursos que pudieran ser productivos. Sin embargo, su implantación en el espacio marismeño, su relativa proximidad a espacios naturales de alto valor (Doñana y su entorno) y al cauce del Guadalquivir le otorgan un valor posicional para la implantación de una actividad turística complementaria a la tradicional del entorno, que ponga en valor recursos hasta ahora no gestionados".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud