Infraestructuras y Servicios

El aumento de costes deja 350 obras desiertas en Cataluña

  • Suman un presupuesto de más de 80 millones de euros
Obra pública en una calle de Barcelona. Foto: Luis Moreno.
Barcelona

La Cámara Oficial de Contratistas de Obras de Cataluña (CCOC) ha reclamado de nuevo este jueves que se apliquen fórmulas para actualizar los precios de las licitaciones de obra pública con el objetivo de evitar que los concursos queden desiertos, como pasó en 2021 con 296 obras en la región por un valor total de 66 millones de euros. Además, hasta el 6 de junio de este año, ya se acumulaban 54 obras desiertas en Cataluña por un valor total de 15,7 millones, informa Europa Press.

La patronal catalana de los constructores pide que esta revisión de precios se realice justo antes del inicio del contrato y durante la duración de las obras.

El secretario general de la CCOC, Ignasi Puig, ha explicado que la entidad ha lanzado una propuesta para que todas las licitaciones incorporen estas fórmulas de actualización, que ha recordado que ya existen y que han sido publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Ha lamentado que los mecanismos de revisión de precios aprobados hasta el momento no sean automáticos en las licitaciones de los entes locales, que deben adherirse voluntariamente, por lo que la entidad ha iniciado una campaña de información a los ayuntamientos.

Perspectivas 2022

El presidente de la CCOC, Joaquim Llansó, ha indicado que se prevé que 2022 sea "un año complicado" en la construcción de obra pública, ya que aunque los datos de la primera parte del año son, en sus palabras, positivos, hay una incertidumbre que ha definido como total.

Ha explicado que en algunos datos hay buenas perspectivas si se comparan con los dos últimos años, marcados por la pandemia, pero no con 2019, y ha celebrado que durante el primer trimestre se hayan licitado 972 millones de euros en obra pública en Cataluña.

Ha señalado que estas buenas perspectivas se ven amenazadas por la inflación, el conflicto de Ucrania y la "gestión ineficiente y lenta de los fondos europeos".

Falta de ejecución

Llansó ha mostrado la preocupación de la entidad por la baja ejecución presupuestaria en infraestructuras y ha señalado que no es un problema solo del Gobierno, ya que la ejecución de las obras impulsadas por la Generalitat está entre el 60% y el 65% de media en los últimos años.

"Hemos pedido que nos expliquen el porqué se para cada obra, ya que si no, entendemos que es por falta de voluntad política", ha apuntado.

Ha dicho que "quizás" se deberían hacer presupuestos más seguros, que incluyan menos obras, a cambio de ejecutarlas todas, y ha recordado que el incumplimiento de las inversiones previstas en los presupuestos significa incumplir una ley.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.