Industria

El gas da la puntilla a la azulejera Todagres: plantea un ERE para su cierre

  • El fabricante pertenece al Grupo Fuertes desde 2013
  • Su plantilla se sitúa en cerca de 170 trabajadores
Un expositor de Todagres en una feria.
Valencia

Los desorbitados precios del gas se cobran su primera gran víctima en la industria cerámica de Castellón. La histórica Todagres, que ya arrastraba pérdidas en los últimos años y propiedad del Grupo Fuertes, prepara el cierre y negocia un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para los cerca de 170 trabajadores de su plantilla.

La empresa de Vila-real (Castellón) comunicó ayer al comité de empresa su intención de iniciar las negociaciones para realizar ese expediente de regulación, después de que la firma cancelase a a última hora su presencia en Cersaie, la principal feria del sector cerámica que se celebró en Bolonia (Italia).

La fábrica fue una de las pioneras de la industria cerámica española en entrar en porcelánico técnico y entre sus fundadores se encontraba José Soriano, uno de los socios de Porcelanosa. Sin embargo, la compañía que desde 2013 pertenece al 100% al grupo murciano que había entrado en ella unos meses antes, no ha logrado relanzar su actividad tras la anterior crisis por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

De hecho, la empresa que acumulaba números rojos en sus ejercicios desde 2017, también cerró 2021 con unas pérdidas de 3,8 millones de euros, pese a incrementar su facturación hasta los 22,8 millones de euros. La subida de la factura del gas sólo en marzo ya había supuesto un incremento del coste de su energía del 60%, por lo que la azulejera ya había aprobado un Erte, que finalmente no ha sido suficiente.

"La decisión adoptada responde a la situación actual y al complicado escenario de la empresa, derivado de su inviabilidad a nivel operativo y económico a lo largo de los años", señalan desde el Grupo Fuertes. El propietario de la factoría, que había acometido varias inyecciones de capital desde su entrada, explica que "la semana que viene comenzará el periodo de consultas con los representantes legales de los trabajadores".

Todagres nació de la mano de la mayoría de los socios de otra empresa histórica del azulejo de Vila-real, Zirconio, que también cerró sus puertas como fabricante aunque se mantiene su marca. Como en su caso, la antigüedad de sus instalaciones productivas se convirtió en un lastre para la competitividad de la empresa.

La patronal del sector, ASCER, viene advirtiendo desde hace de los riesgos de la fuerte subida del gas, su principal energía cuya alza puede hacer que este año ese coste llegue a suponer uno de cada dos euros que factura el sector español, el mayor productor de Europa.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
No ha sido posible realizar el purgado