Franquicias

Las marcas se vuelcan con sus franquiciados ante la crisis del coronavirus

  • Lanzan baterías de medidas urgentes para proteger sus resultados
  • Las ayudas van desde la devolución de 'royalties' hasta descuentos
Madrid

El impacto económico del coronavirus se está sintiendo en todo el tejido productivo. El sistema de franquicias, pese a su crecimiento y asentamiento en los últimos años, tampoco es ajeno a esta crisis sanitaria y económica. Encuadradas en gran parte en sectores obligados a cerrar como consecuencia del estado de alarma, muchos franquiciados aún no tienen claro en qué estado van a volver a su actividad, si es que realmente pueden volver. Conscientes de esta situación, son muchas las marcas que han desarrollado planes de apoyo urgentes, que traten de mitigar los efectos de esta crisis entre sus socios, por el bien de todos.

Bonificación de royalties, devolución de cuotas, descuentos en los productos, consultoría, etc., son algunas de las medidas que desde las centrales están impulsando en las últimas semanas.

Una de las primeras enseñas en lanzar un plan de ayuda para sus franquiciados frente a la crisis del coronavirus fue Restalia, dueña de las marcas 100 Montaditos, La Sureña, TGB The Good Burger, Panther Juice & Sandwich Market y Pepe Taco. Se trata, en concreto, de una bonificación del 100% del royalty de las franquicias, la creación de un Departamento de Soporte y Apoyo, liderado directa y personalmente por Belén Martín, directora general de la compañía, para atender e informar de las medidas a adoptar en cada momento, así como dar soporte en los asuntos que pudieran preocupar relativos al personal, cierre de establecimiento decretado por las autoridades, alquileres, ayudas públicas, etc. Este departamento estará disponible 24 horas siete días a la semana.

Incertidumbre por la pandemia

El fundador y presidente de Grupo Restalia, José María Fernández, anunció que estas medidas excepcionales se han aplicado de forma inmediata durante los meses de marzo y abril para todas las enseñas del grupo a nivel nacional.

"Este paquete de medidas supone un alivio para los franquiciados ante la incertidumbre causada por la pandemia del coronavirus, especialmente después del anuncio de cierre de bares y restaurantes en la Comunidad de Madrid", asegura la empresa.

Posteriormente son varias las empresas que han ido anunciando paquetes de medidas para apoyar a sus franquiciados en esta difícil situación. Otra enseña que ha apostado por bonificar el 100% de los royalties de sus franquiciados es la marca de lavado de coches Elefante Azul. El paquete de medidas urgentes de esta compañía, que tiene como principal objetivo salvaguardar la seguridad de sus empleados y sus clientes, se prolongará durante todo el periodo que se prorrogue el estado de alarma y la movilidad de la población esté restringida.

Además, ha reforzado el sistema de asesoramiento y soporte para sus franquiciados, para poder resolver las dudas que les puedan surgir, incluyendo las relativas al personal, ayudas públicas, cierre del establecimiento o mantenimiento de las instalaciones, según ha asegurado en un comunicado.

En la misma línea se posiciona IceCoBar, la cadena especialista en venta de helados y gofres, que ha anunciado que bonificará el mes de marzo el 100% de los royalties de los franquiciados, con el objetivo de contribuir a superar los efectos del Covid-19. También contará con un equipo de atención permanente para resolver las dudas y problemas que puedan encontrar los franquiciados.

Además, está aprovechando estas semanas sin actividad para crear y desarrollar nuevos productos, para afrontar con fuerza la vuelta a la actividad. En concreto, se trata de crepes y smoothies naturales, que se incorporarán a las cartas de sus restaurantes cuando finalice la cuarentena.

Barra de Pintxos también ha anunciado la bonificación completa de los royalties de marzo y abril para todos sus franquiciados.

Por su parte, Euroinversiones 2000, sociedad valenciana presidida por Fidel Molina, propietaria de inmuebles para su arriendo y la franquicia Barriobar, ha tomado la decisión de informar a todos sus franquiciados y arrendatarios de que no cobrará el alquiler de los locales durante el tiempo que dure el estado de alarma.

"El confinamiento y el cierre de establecimientos requiere de solidaridad entre todos, nadie podrá superar esta situación si sus clientes y proveedores no lo hacen también", explica Molina.

Cuota de publicidad

En cuanto a la franquicia Comprarcasa, ofrece a sus socios un descuento del 50% en su cuota de publicidad, además de ampliar el catálogo de formación online y la consultoría.

Por último, la cadena de lavanderías Miele, que mantiene abierta toda su red de establecimientos, ha bajado el precio a los productos que les vende a las tiendas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin