Pymes y Emprendedores

La jornada de "Los nuevos retos del Gobierno Corporativo para las empresas familiares" ha contado con más de 250 asistentes

Jornada de "Los nuevos retos del Gobierno Corporativo para las empresas familiares". IEF-IGS
Madrid

Las nuevas tendencias de Gobierno Corporativo ponen un énfasis especial en objetivos que trascienden la maximización de valor para el accionista. En estas Jornadas del 27 de mayo, organizadas conjuntamente por el Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y el Instituto Gobernanza y Sociedad (IGS), entidad especializada en el Gobierno Corporativo, criterios ESG y sostenibilidad, se ha debatido por qué las empresas familiares se juegan "casi todo" en el Gobierno Corporativo, cuál es la función de Fondos e inversiones, y cuáles son las respuestas que se esperan de las empresas familiares ante las nuevas exigencias de la sociedad. En estas jornadas, estuvieron presentes, tanto online como presencialmente, más de 250 personas.

La visión a largo plazo, la consideración de los intereses de proveedores, clientes, y de las comunidades en general, la preocupación por el medio ambiente, por la diversidad y otros factores que ocupan la agenda social de nuestros días, se han convertido en los nuevos vectores en torno a los que se concibe la excelencia empresarial.

¿Son las empresas familiares abanderadas de este nuevo paradigma? ¿Coinciden estos nuevos objetivos y principios rectores con los valores tradicionalmente identificados con las empresas familiares? ¿Qué deben hacer las empresas familiares para acometer estos nuevos retos?

En la inauguración de la sesión, José María Beneyto, Catedrático, abogado y consultor, entre otras cosas, aseguró que el objetivo de IGS y de jornadas como esta es que los criterios de gobernanza, con todo lo que tienen de positivo, trasciendan de la empresa y vayan expandiéndose a toda la sociedad.

Por su parte, Cani Fernández, presidenta de la CNMC, destacó la posición privilegiada de este organismo para impulsar la recuperación, proceso que, a su juicio, presenta dos retos muy específicos, como son la transición digital y la transición energética.

En este contexto, la CNMC, dijo, cuenta con las herramientas adecuadas para abrir los mercados a la competencia, al tiempo que se mostró convencida de que la empresa familiar va a ser uno de los pilares de la recuperación económica post pandemia.

Respecto a la gobernanza de las empresas, Fernández fue tajante: conceptos como el compliance no sirven de nada si los consejeros y directivos de la empresa no están mentalizados y alineados. Si ellos no cumplen, el conjunto de la empresa tampoco lo hará.

Por otro lado, refiriéndose a las ayudas europeas, advirtió del peligro de que la hiperregulación en lo que se refiere a la utilización de los fondos termine asfixiando la recuperación.

Primer Panel

El primer panel de debate de la jornada, titulado "Por qué la empresa familiar se juega casi todo en el gobierno corporativo" estaba integrado por Manuel Bermejo (profesor del IE y presidente de The Family Advisory Board), Emma Antolín (consejera de Grupo Antolín) y Adriana Domínguez (presidenta ejecutiva de Adolfo Domínguez) con José María Beneyto (presidente del Instituto Gobernanza y Sociedad) como moderador.

Adriana Domínguez explicó la profunda transformación que ha vivido su grupo en los últimos años, proceso que estuvo en todo momento liderado por la familia y cuyo final ha coincidido con la llegada del Covid. Esta circunstancia, en principio negativa, ha permitido al grupo, sin embargo, tomar un nuevo impulso y acelerar la puesta en marcha de su nuevo marco tecnológico.

Para la presidenta de Adolfo Domínguez, cualquier proceso de transformación debe comenzar en el consejo de administración de la compañía, que "ha de tener el coraje de hacer cambios", los que sean necesarios.

Emma Antolín, por su parte, destacó la importancia que para el empresario familiar tiene el hecho de rodearse de gente que le ayude a "no perder el norte". En su grupo, el proceso de relevo generacional emprendido hace unos años fue aprovechado también para dar un fuerte impulso al gobierno corporativo, circunstancia que a su vez ha dado a la compañía un poder competitivo "espectacular".

Manuel Bermejo destacó el rol social de las empresas y el papel que la familia empresaria representa a la hora de marcar la hoja de ruta de la compañía a largo plazo. En ese contexto, dijo, el empresario debe percibir que la gobernanza y el compliance aportan valor. Cuando esto ocurre, el empresario "se convierte en creyente".

Segundo Panel

El segundo panel de la jornada estuvo dedicado profundizar en las relaciones que mantienen las empresas familiares con los fondos de private equity, y que, según el director general ejecutivo del IEF, José Luis Blanco -que actuó de moderador- son percibidas como el agua y el aceite, cuando, en su opinión, la colaboración entre ambas puede ser muy positiva.

Tercer panel

Por último, el tercer panel estuvo integrado por Jacobo Ollero (socio director en Madrid de TODA & NEL-LO Abogados), Miriam Izquierdo (presidenta de la Fundación Woman Fordward), María Herrero (socia de Trascendent) y Bernardo Quinn (consejero de Telefónica en Argentina, Chile, Perú y Uruguay), con la moderación de Luis María Huete (vicepresidente del Instituto Gobernanza y Sociedad).

María Herrero señaló que en estos momentos la verdadera batalla a la que se enfrenta el mundo no es la tensión entre el capitalismo roto y el capitalismo rediseñado, entre liberalismo y proteccionismo, entre China y Estados Unidos o entre populismos y nacionalismos: la verdadera batalla es si hay un verdadero propósito o no lo hay, y sobre todo si cumplimos las normas para avanzar en el progreso económico y la prosperidad compartida.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin