Pymes y Emprendedores

La economía circular podría generar 160.000 empleos en las pymes españolas antes de 2030

  • 6 de cada 10 pymes utiliza materiales reciclados en sus procesos productivos
  • La economía circular mejora resultados, reduce costes y el impacto ambiental
.Dreamstime
Madrid

Nuestro país es una de las referencias europeas en innovación y competitividad, pero nuestras actividades deben de invertir en la mejorar la reducción y el reciclaje de los residuos. Cerca de la mitad de las pymes españolas (46%) conocen las ventajas de la economía circular, una cifra que varía según el sector de actividad y que mejora a medida que crece el tamaño de la empresa. A pesar de ello, las pequeñas y medianas empresas avanzan de forma progresiva en promover este modelo, basado en la reutilización, reparación y reciclaje, y que permite extender la vida útil de cualquier producto. En este sentido, cada vez es mayor el número de ellas que adopta medidas para reducir la generación de residuos (94,4%), así como las que venden o ceden sus desechos a otras empresas para que los aprovechen (56%), las que separan en origen una parte o todos los residuos que generan, sobre todo papel y plásticos, y las que recurren a gestores privados para desprenderse de residuos más contaminantes, como la chatarra y el aceite. La aplicación de este sistema podría generar en España 160.000 puestos de trabajo para 2030.

Estas son algunas de las conclusiones extraídas del informe 'Economía Circular en Pymes en España', que han presentado hoy la Cámara de Comercio de España y MAPFRE, y que pone de manifiesto que las pymes también se caracterizan, cada vez en mayor medida, por utilizar materias primas secundarias o recicladas en sus procesos productivos (60%), principalmente papel y cartón (71,3%); y se comprometen más a reducir el consumo de recursos (80%), fundamentalmente electricidad, con el objetivo principal de ahorrar. Entre las áreas de mejora, destaca el hecho de que las pymes siguen sin tener en cuenta diseños ecológicos en sus productos (21,1%), clave para lograr incrementar la tasa de reciclaje; no eliminan tanto como sería deseable los plásticos de un solo uso (16,2%); y no creen que deban tomar medidas para recuperar y reutilizar el agua (88%), excepto las del sector industrial. En el informe se han analizado los datos del registro estatal de emisiones y fuentes contaminantes, por lo que recoge una información muy detallada en esta materia desde el año 2001.

El estudio, el primero en esta materia, analiza la situación de España en 2019 y en el ámbito de la Unión Europea, y explica el desempeño que tienen las pymes actualmente a través de una encuesta a 400 entidades de todos los sectores.

Nuestra economía es lineal, de usar, consumir y tirar; lo que genera gran cantidad de residuos. Esta situación convertirá a nuestro país en un vertedero y, a nivel global, si seguimos en esta constante evolución, dejaremos a nuestro planeta sin recursos naturales si seguimos con el modelo de negocio actual, por lo que hay que cambiarlo. Este modelo de extracción y su manufactura genera gran cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero.

Situación insostenible

Según las previsiones de la ONU, la población mundial se incrementará en 2000 millones de personas en los próximos 30 años. Para mantener nuestro nivel de vida actual necesitaríamos 3 planetas. Por ende, debemos corregir nuestros patrones de consumo a nivel empresarial con una producción sostenible y solidaria para todos.

El plan nacional de economía circular propuesto por el Gobierno para 2030 busca eliminar determinado tipo de productos que no son susceptibles de una segunda vida futura y alargar la de otros que si cumplen con este modelo, para favorecer la adaptación de las pymes en favor de la lucha contra el cambio climático. De todos modos, España  es uno de los países que genera menos residuos per cápita dentro de la media europea, pero en gestión de residuos ocupa posiciones de cola, por lo que es uno de los puntos principales de desarrollo en las pequeñas y medianas empresas. Nuestro país es también uno de los que más destaca en competitividad e innovación entre los europeos, habiendo desarrollado gran cantidad de patentes en el último curso.

La clave de la economía circular está en la búsqueda de la reducción, para posteriormente poder eliminar los vertederos y destinar la materia prima secundaria en nuevos procesos de producción. Es por esto, que es de vital importancia contribuir al conocimiento de la economía circular entre las pymes porque son el 95% del tejido productivo español.

Según este informe, dos tercios de los residuos corresponden a las pymes, por lo que el paradigma de la economía circular pasa por la evolución de las pequeñas y medianas empresas hacia este sistema.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.