Pymes y Emprendedores

Indiferencia de los jóvenes ante las marcas: solo el 20% de empresas les entusiasman para trabajar

  • La mayoría de compañías ni les apasionan ni les generan rechazo
Imagen de Dreamstime
Madrid

Uno de los principales problemas de España es el elevado paro juvenil. Más del 40% de los menores de 25 años no tiene trabajo, la mayor tasa de Europa, que triplica la media de la UE. Pese a esta situación, las marcas no logran enamorar a los jóvenes que buscan trabajo. Así lo refleja el estudio 'Perfect Match', elaborado por la consultora LLYC, que señala que a la mayoría ni les apasiona ni les generan rechazo las marcas.

Solo el 20% de los consultados muestra un gran entusiasmo ("me iría a trabajar ahí de cabeza"), mientras que entre el 6% y el 14% lo rechazan de pleno ("no trabajaría ahí ni de broma"). De esta forma, la mayoría de las opiniones se encuentran en un término medio entre el "no me importaría" y el "si no tuviese otra opción".

Esta investigación busca averiguar cómo reaccionan los jóvenes ante una oferta de empleo o cómo se sienten ante las descripciones de las páginas de carreras. El estudio, que analiza las 100 empresas que mayor volumen de empleo generan en España, a través de la tecnología y de técnicas de procesamiento del lenguaje natural, mide también si las iniciativas de employer branding que las compañías ponen en marcha son efectivas y cómo mejorarlas.

"Este hecho puede ser un síntoma de propuestas de valor poco trabajadas y marcas que hacia el consumidor pueden ser fuertes pero hacia el candidato no se han construido con la misma consistencia", explica María Obispo, directora de Talent Engagement de LLYC. "No generan rechazo, tampoco entusiasman", señala.

Otra conclusión es que la cercanía es una de las claves para conectar con los candidatos en las ofertas de trabajo. Aunque desde la consultora destacan que es importante no confundir cercanía con exceso de confianza. "El uso de un lenguaje informal es bien acogido, aunque usado en su justa medida", apuntan, en un comunicado. La oferta, y por tanto la empresa, deben resultar atractivas pero cuidando el tono y el lenguaje para no caer en lo "excesivamente publicitario".

La tercera conclusión del informe es que los jóvenes piden a las compañías que demuestren con hechos lo que éstas les cuentan: "Me gustaría que me lo demostrara de forma resumida y concreta, con hechos". Apoyar estas afirmaciones con certificados o premios es un buen recurso, siempre que sirvan como refuerzo y expliquen qué hacen en su día a día para ser como dicen que son.

Por último, aunque la perspectiva del mercado laboral para los próximos meses se ha visto muy afectada por el contexto de la pandemia y crisis económica y las últimas estimaciones hablan de tasas superiores al 20% de paro en 2020, el 60% de los jóvenes afirma que cómo le hace sentir la oferta de empleo sigue siendo fundamental a la hora de elegir compañía. Además, para el 90% la credibilidad que le provoca la oferta y la empresa sigue siendo un factor fundamental a la hora de escoger empleo.

Captación de talento

"Las respuestas de los jóvenes y el contraste de las ofertas y sus reacciones, nos sirve para identificar oportunidades y áreas de mejora en el trabajo que ya están haciendo los departamentos de RRHH en la captación de nuevo talento", asegura María Obispo.

En concreto, el estudio Perfect Match permite identificar tres ejes de trabajo que podrían mejorar el éxito de las iniciativas de employer branding de las organizaciones.

En primer lugar, el uso de People Analytics. Además de los métodos tradicionales de análisis, hoy en día, la tecnología, a través del Big Data, la inteligencia artificial y las técnicas de procesamiento del lenguaje natural, permiten profundizar en las expresiones espontáneas que ayudan a descubrir patrones de comportamiento.

En segundo lugar, hay que trabajar la marca de forma coherente y consistente, ya que los potenciales candidatos acuden a diversas fuentes antes de decidir solicitar un empleo. Por último, las compañías deben diseñar planes de employer branding creíbles. Para hacerlo, deben trabajar en dos ejes: la afinidad con los candidatos potenciales y el conocimiento.

"En definitiva, para mejorar su marca empleadora, las compañías necesitan conocer las expectativas y necesidades de su candidato ideal, incrementar su notoriedad a través de la comunicación no sólo de intenciones sino de hechos y comunicar, con transparencia y credibilidad, su propuesta diferencial", afirma David González Natal, socio y Director Sénior de LLYC.

comentariosforum6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 6
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Francisco
A Favor
En Contra

¿Nadie se ha preguntado que diferencia España de otros países como por ejemplo Reino Unido, que tiene casi pleno empleo?

Ningún político ni sindicalista plantea que copiemos a otros países europeos con mucho mas empleo que España. Lo fácil que seria copiar lo que hacen otros países. Pero claro, los sindicatos no quieren ni oír hablar de eso.

Puntuación 7
#1
JMT
A Favor
En Contra

¿ Y dónde van a trabajar nuestros jóvenes si prácticamente todo ha sido sistemáticamente desmantelado ? No hay industria naval ni astilleros por cuyas gradas se han deslizado los buques más grandes del mundo , ¡ hay que joderse ! ; no hay acerías, fábricas de cemento o ladrillo porque tampoco hay construcción ; ni se necesitan pisos porque tampoco nacen niños , ni hay familias ni jóvenes que piensen en casarse ; ni se venden coches porque no hay trabajo a dónde acudir. Se han evaporado las fábricas de textil y de confección porque ahora - y hasta ahora - compramos todo elaborado en Extremo Oriente ; y los pocos muebles que necesitamos nos los surte el gigante nórdico. ¿ Qué es lo que nos queda como puesto de trabajo ? No se ofenda nadie si les digo que auxiliar de enterrador o conserje de burdel .

Puntuación 8
#2
Ladrillo y turismo
A Favor
En Contra

Todos los que valen se terminan yendo, solo quedan los camareros, cajeras de Mercadona y obreros de la construcción.

Puntuación 2
#3
Usuario validado en Google+
Albert Villalta
A Favor
En Contra

Claro llegas con 25 años a una empresa con algo de nombre, "líder en su sector"(como todas), en la que "haces curriculum", que "como si fuera un master pagado" y te pagan 20.000€ porque obviamente estas aprendiendo. llevas 3 años, ya trabajas más que otras 5 personas con antiguedad de más de 35.000€ y pides un aumento y te dicen que debido a la crisis, el covid... no pueden. al final te explotan, te queman y a los 2-3 años, para no pagar mucho finiquito, si no te has ido tu te echan y vuelven a iniciar el ciclo. Por eso a lo jovenes ya nos nos entusiasma trabajar para grandes marcas, porque al final ya no cuela...

Puntuación 13
#4
Incrédulo
A Favor
En Contra

A mi tampoco me entusiasmaba ninguna empresa para trabajar. Por ello me hice autónomo y he trabajado siempre para mi mismo. Pero algo me dice que las nuevas generaciones ni les gusta ninguna empresa para trabajar, ni les gusta ser autónomos. El umbral de sacrificio por término medio es tan bajo, que sus aspiraciones son ser funcionarios, o que los mantengan sus padres. Otra opción podría ser ganar la Bonoloto. Pero incluso para gestionar un premio de la Bonoloto hay que ser disciplinado. En fin, me parece que lo tengo claro para que las nuevas generaciones paguen mi pensión. Mucha pega observo yo, y muy pocas ganas de trabajar. Por lo menos de los que han participado en la encuesta. Ya que me consta que hay jóvenes muy trabajadores, con ganas y sacrificio. No todo es hacer surf en Hawai. Primero hay que a trabajar y ahorrar, y luego, si quieren, pues surf en Hawai.

Puntuación 1
#5
Usuario validado en elEconomista.es
moris
A Favor
En Contra

Albert Villalta, resumiste mi vida laboral en tus lineas.

A todos nos hacen lo mismo, su negocio es explotar a los pocos jóvenes y no tan jóvenes que aceptan esos salarios, y te queman hasta que lo odias.

Este año me hice autónoma, a ver si consigo olvidarme de las consultoras TIC, que han arruinado la vida de muchos.

Puntuación 2
#6