Fondos y planes

Liquidez y pesimismo: los gestores de fondos están en posición similar a la del 11-S

Ilustración: Victoria Martos

ECO10

17:50:00
126,33
+0,31%
+0,39pts

"Es la encuesta más pesimista de la historia", dice un responsable de Merrill Lynch, que cada mes pregunta a un panel de gestores de fondos. La 'liquidez' es una de las principales apuestas en julio, algo que no sucedía desde el 11 de septiembre de 2001. ¿Abismo o rally bursátil?

Los gestores de fondos se han vuelto más pesimistas sobre el entorno y las previsiones macroeconómicas, a pesar de la cierta estabilidad en los mercados financieros durante el último mes, según el panel de julio entre gestores de fondos que elabora Merrill Lynch.

El 60% de los participantes en la encuesta esperan que la economía global se debilite durante los próximos 12 meses, un fortísimo incremento desde el 5% que tenía esa opinión tan sólo hace tres meses.

¿Puede ser una señal contradictoria?

"Esta es la encuesta más negativa en la historia de esta encuesta, incluso aunque son pocos los inversores institucionales los que esperan una verdadera recesión en el próximo año", dice el informe. Como complemento a esta triste imagen, los niveles de efectivo y liquidez se encuentran en máximos históricos y los inversores reconocen que tienen mayor aversión al riesgo de la que han tenido "en muchos años".

La preocupación sobre los precios del petróleo es también pronunciada y la mayoría de los encuestados ve una escalada de los mismo como una amenaza para la economía mundial. "Esta encuesta es tan severa que podría constituir una señal contradictoria”, dijo David Bowers, estratega jefe de inversión de Merrill Lynch.

"Los altos niveles de liquidez y aversión al riesgo, junto con el extremo pesimismo sobre el crecimiento son los ingredientes básicos para un rally bursátil se se une algún tipo de noticia positiva a la mezcla", añade.

Sobre resultados empresariales

Un 44% de los participantes en la encuesta cree que los beneficios corporativos se reducirán en los próximos 12 meses, 9 puntos por encima de los que respondieron así en mayo. Por su parte, el 43% espera que los márgenes operativos de las compañías se debiliten en el mismo periodo de tiempo, frente al 27% registrado en mayo.

En una nueva pregunta de la encuesta de este mes, dos tercios del panel de gestores señala que creen poco probable que los beneficios empresariales puedan crecer por encima de los dos dígitos (más del 10%) en el próximo año.

De una forma similar, un 31% de los inversores institucionales encuestados asegura que la mayor posición de su cartera "es la liquidez", es decir, que no se encuentra invertido y se mantiene en efectivo o productos de tesorería. Se trata de un nivel que sólo se alcanzó después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EEUU.

Los 80 dólares harán daño a la economía

En otra pregunta especial este mes, los panelistas de Merrill Lynch fueron preguntados acerca del precio del crudo y si provocará un impacto negativo sobre la economía. El consenso de respuestas señala que los 80 dólares por barril de petróleo supondrían un severo daño para la economía mundial.

En este sentido, Francisco Blanch, estratega jefe de materias primas en Merrill Lynch, advierte de que, hasta ahora, los precios han sido dirigidos al alza por la propia demanda, no por interrupciones en el suministro.

Después de los acontecimientos en Oriente Medio, el petróleo podría alcanzar un promedio estable de 66,5 dólares en los próximos 12 meses, según este experto. "Se necesitaría un gran shock sobre el suministro para que se disparasen por encima de los 100 dólares y provocasen un recesión mundial", dice Blanch.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint