Flash Ecoley

María Emilia Casas, Teresa Fernández de la Vega y Ana Pastor reciben la Medalla de Honor del Colegio de Registradores

  • Este año por la pandemia no se celebra el acto de modo presencial
Registros de la Propiedad en Madrid. N. Martín

El Colegio de Registradores ha anunciado hoy la concesión de las medallas de honor de la Institución Registral, que este año tienen una significación especial al coincidir con el 160 aniversario de la Ley Hipotecaria.

Las medallas de honor se han otorgado a María Emilia Casas Baamonde, catedrática de Derecho del Trabajo y presidenta del Tribunal Constitucional entre 2004 y 2011; a María Teresa Fernández de la Vega, magistrada, vicepresidenta del Gobierno de España y presidenta del Consejo de Estado desde 2018 y a Ana Pastor, ministra de Sanidad y Consumo, de Fomento, presidenta del Congreso de los Diputados y en la actualidad, vicepresidenta segunda de la Cámara Baja.

La Junta de Gobierno en su acta destaca que estas tres personalidades comparten "su decidido compromiso con la sociedad española, con la defensa de los valores constitucionales, con la justicia y con la solidez de nuestras instituciones".

Además el Colegio ha considerado merecedores de las medallas de honor a los registradores Basilio Aguirre, por su extraordinario trabajo en la Revista Crítica de Derecho Inmobiliario y en el Boletín del Colegio; Jorge de Fuentes, por su trabajo y apoyo desde el servicio registral de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública y a Sergio Saavedra, por su labor para potenciar y fortalecer IberoReg, un espacio jurídico registral iberoamericano de cooperación efectiva (https://www.iberoreg.org/).

También en este año las medallas de honor del Colegio se han concedido a José Meléndez, director del Centro de Procesos Estadísticos, por su labor al frente de departamento que ha dotado de prestigio a todas las estadísticas que publica el Colegio de Registradores, y a Carlos Colomer, director del

Departamento de Fiscal y de Oficinas Liquidadoras, por su labor de apoyo a los registradores en su función de liquidadores de tributos.

Por último se ha querido destacar la labor de todos los registradores y los trabajadores de los registros, por la especial dedicación y esfuerzo realizado para prestar el servicio público esencial registral en las difíciles situaciones provocadas por la pandemia.

La decana del Colegio de Registradores, María Emilia Adán, ha señalado que con este reconocimiento se "pretende sacar a la luz el trabajo constante y cotidiano de personas e instituciones que creen que pueden mejorar la calidad de la vida democrática de los que nos rodean".

Este año debido a la pandemia no es posible celebrar de modo presencial ni la entrega de las medallas del Colegio, ni las placas a los registradores jubilados, que se realiza cada año durante el mes de febrero en un acto solemne que ha quedado pospuesto hasta que se retiren las medidas de restricción impuestas en estos momentos para la realización de actos públicos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.