Especial Turismo 2020

Asturias: el 'paraíso' reabre sus puertas con el aval de los datos

  • Recibió en mayo a 4.428 turistas, lo que se tradujo en 11.448 estancias
Imagen: iStock.
Madrid

La buena gestión de la pandemia hace que el Principado retome la actividad con un mayor optimismo, con el respaldo de una oferta amplia y el protagonismo de los viajes rurales. Al mismo tiempo, la comunidad ha aprobado un plan de apoyo al sector que movilizará 8 millones de euros.

La pandemia de Covid-19 añadió un esperanzador "Volveremos" al lema de la campaña turística del Principado para 2020: "Vuelve al paraíso. Ven a Asturias". La comunidad retomó la actividad el pasado 11 de mayo y 14 días más tarde, con la entrada en fase 2, amplió el aforo interior de los establecimientos de hostelería y restauración hasta el 50%. Los resultados no se hicieron esperar: Asturias recibió en mayo a 4.428 turistas en sus alojamientos, lo que se tradujo en 11.448 estancias.

Es probable que la positiva evolución de la pandemia haya favorecido la reactivación. El pasado 29 de junio, el Principado se convirtió en la primera comunidad autónoma libre de Covid-19, al sumar dos semanas sin registrar nuevos casos. Después de que no se registrara ningún caso en los 25 días posteriores al fin del estado de alarma, en julio se han confirmado 17 positivos. Al cierre de este especial, se estaba realizando el seguimiento a 73 contactos estrechos, entre los que figuran allegados de esos 17 positivos, y también de otros casos que no estaban registrados en el Principado.

Por lo demás, no faltan atractivos que animen las visitas. La naturaleza es uno de los reclamos principales. Asturias cuenta con siete Reservas de la Biosfera declaradas por la Unesco: el Parque Natural de Las Ubiñas - La Mesa; el Parque Natural de Ponga; el Parque Natural de Redes; el Parque Natural de Somiedo; el Parque Nacional de Los Picos de Europa -el primero de España, protegido desde 1918-; el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, y la Reserva de la Biosfera Río Eo, Oscos y Terras de Burón. Entre reservas, parques, paisajes protegidos y monumentos naturales suma 54 espacios que se distinguen por su paisaje, su geología o botánica.

Los amantes de la cultura tienen abundantes motivos para desplazarse a Asturias. Nada menos que 15 ítems reconocidos como Patrimonio de la Humanidad, entre los que figuran el Camino de Santiago, joyas del prerrománico como Santa María del Naranco o la iglesia de San Martín de Lillo, pasando por el arte rupestre de las cuevas de Tito Bustillo, Llonín o El Pindal. Platos como la fabada, un cachopo, una longaniza de Avilés, una merluza del pincho o unas cebollas rellenas dan la medida de una gastronomía rica en todos los sentidos.

Los amantes del mar también encontrarán buenas razones para visitar el Principado. Más de 14.000 hectáreas de costa entre Castropol y Bustio, 18 pueblos marineros, más de 200 playas, torres de vigía, abruptos acantilados, miradores y espacios para el surf, la pesca, la navegación, el submarinismo y el senderismo son algunas de las propuestas.

El turismo rural está siendo uno de los puntales de la recuperación, al involucrar por definición zonas menos pobladas o, cuando menos, menos propensas a las aglomeraciones. Destacan Taramundi y su conjunto etnográfico de Os Teixois; el Museo Etnográfico de Grandas de Salime; las brañas -poblados típicos- de Somiedo con sus emblemáticos teitos -construcciones realizadas con material vegetal-, el conjunto de hórreos de Güeñu/Bueño, o las las majadas de los Picos de Europa.

Plan de apoyo al sector

A pesar de la buena marcha de la reactivación, la pandemia truncará a no dudar la tendencia al alza que registraba el turismo en la región. En 2019 visitaron Asturias 2,3 millones de turistas, el máximo desde que hay registros, con un total de 5,7 millones de estancias. El sector generó más de 48.000 empleos y es responsable del 10,8% del valor añadido bruto (VAB) de la región. Para amortiguar el golpe, el Gobierno del Principado ha elaborado un Programa de Garantía y Reactivación Turística de Asturias, que movilizará 8 millones y estará vigente hasta el final de la crisis sanitaria.

Entre las principales medidas figura una línea de crédito exclusiva para el sector de 5 millones, destinada a autónomos y empresas de hasta 20 trabajadores, con cuantías de entre 5.000 y 20.000 euros. A esta línea se suma se le suma, entre otras, la redefinición de ayudas del programa europeo Leader. Otra de las iniciativas consiste en reorientar la promoción turística hacia el mercado nacional, para lo que se alcanzarán 2,8 millones en acciones de campaña. Esta inversión tiene el objetivo añadido de reforzar la imagen de Asturias como destino seguro y saludable.

Por último, es destacable también el apoyo desde el Principado a la creación de productos turísticos que complementen la oferta de alojamiento, haciéndola más atractiva y accesible. Además, se están realizando acciones que permitan incrementar la comercialización de la oferta a través del portal oficial del Principado (www.turismoasturias.es), con una inversión de 500.000 euros.

Playas más seguras

La Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo de Asturias ha destinado asimismo 115.000 euros a una campaña para informar sobre las medidas adoptadas en los arenales asturianos y fomentar un uso responsable de los mismos.

Paralelamente, el Principado trabaja en un proyecto piloto que se basa en el uso de drones para determinar el aforo real de las playas. El empleo de esta tecnología implica un cambio metodológico, ya que hasta ahora el cálculo se limitaba a los propios arenales, y ahora se extenderá a las zonas de acceso público aledañas: aparcamientos, áreas recreativas, jardines y paseos, lo que permitirá ofrecer un resultado más ajustado del aforo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.