Especial medio ambiente

Las redes más eficientes en 2025 serán las de Telefónica

  • Contribuirá a ahorrar la emisión de 5 millones de toneladas de CO2 para 2025
El centro nacional de supervisión de Telefónica en Aravaca. Imagen: eE.
Madrid

Un mundo cada vez más digital ofrece nuevas oportunidades para avanzar en eficiencia energética y conseguir una economía descarbonizada. En este sentido, el planteamiento de Telefónica estriba no solo en optimizar sus operaciones, sino también en ayudar a sus clientes a reducir su impacto ambiental. La teleco tiene el compromiso de desplegar las redes de fibra y 5G más eficientes alimentadas por energía 100% renovable en el plazo de cuatro años. Entretanto, logró en 2020 que las empresas evitaran la emisión de 9,5 millones de toneladas de CO2 y que el 88% del consumo de electricidad provenga de fuentes renovables, proporción que llega al 100% en sus mercados principales.

Telefónica se marcó el año pasado nuevos objetivos climáticos que sobrepasan los requisitos del Acuerdo de París de 2015. La compañía aspira a ser cero emisiones netas en 2025 en sus principales mercados y en 2040, "como tarde", en toda su cadena de valor. Para ello, reducirá emisiones y compensará las residuales con proyectos basadas en la naturaleza. En concreto, ha establecido una meta de reducción de emisiones del 70% en 2025 (y del 90% en sus principales mercados), y del 39% en el caso de la cadena de valor.

Al mismo tiempo, la compañía aspira a ser cero residuos, "contribuyendo a crear una economía más circular a través del fomento del ecodiseño, el reúso y el reciclaje de equipos electrónicos". A través de la conectividad y de sus servicios digitales, Telefónica contribuirá a que sus clientes ahorren la emisión de 5 millones de toneladas de CO2 para 2025.

Desde 2015 ha estabilizado el consumo energético y eléctrico pese a que el tráfico gestionado por sus redes se ha quintuplicado

En el plano de la eficiencia energética, la compañía ha implementado en los últimos 16 años más de 1.200 proyectos que han generado ahorros por valor de 993 millones de euros y la evitación de 6.678 gigavatios hora (GWh) y más de 2 millones de toneladas de CO2 equivalente. Adicionalmente, desde el año 2015 ha estabilizado el consumo energético y eléctrico, reduciéndolo un 2,4% pese a que el tráfico gestionado por sus redes se ha multiplicado por cinco. Y dicho consumo cada vez es más sostenible: si en 2015 provenía en un 20% de fuentes renovables, hoy el porcentaje alcanza el 87,5%. Todo ello ha hecho que desde hace siete años Telefónica figure en la lista A del ranking CDP.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin