Especial Ferrocarril

Las megaciudades que moverán el mundo

  • Nueva York, Tokio, Londres y Los Ángeles serán las ciudades más ricas en 2035, según datos de Oxford Economics. Sin embargo, asistimos a un gradual desplazamiento de poder hacia las ciudades asiáticas
Nueva York

Los cambios en el paradigma de la sociedad son inherentes al avance de los tiempos. En las últimas décadas, se viene observando cómo las grandes ciudades protagonizan una de estas imparables transformaciones. Y es que la progresiva relevancia que las urbes han ido adquiriendo en los últimos decenios lleva a los países a depender de ellas cada vez más. Las megaciudades proporcionan núcleos para el comercio, la innovación y el desarrollo, se configuran como motor de estabilización y disputan el poder a sus estados. Se podría decir que nos encontramos en el siglo de la grandes ciudades, caracterizadas por su papel esencial en el crecimiento económico global.

El panorama está evolucionando y los centros urbanos están a la vanguardia del cambio. Según datos de Oxford Economics, las 780 ciudades globales más importantes producían en 2017 casi el 60% de toda la actividad económica mundial, una cifra que crece en importancia a medida que la urbanización continúa. En 2035 albergarán a casi 500 millones de personas más y el valor del PIB aumentará en 32 billones de dólares más (a precios y tipos de cambio constantes de 2015).

Es probable que en las próximas décadas se produzcan importantes disparidades de crecimiento entre las ciudades y, por tanto, cambios considerables en el orden económico mundial. Se espera que el centro urbano del mundo se siga desplazando hacia el este, teniendo en cuenta la limitación de crecimiento, o incluso la disminución de la población, de ciudades occidentales a causa del envejecimiento. Las ciudades asiáticas, por tanto, liderarán el cambio.

Sin embargo, según el análisis de Oxford Economics sobre los futuros cambios en la jerarquía urbana, se espera que las superpotencias urbanas actuales mantengan sus posiciones como mayores ciudades en términos de PIB en 2035. Nueva York, Tokio, Londres y Los Ángeles serán las líderes de la lista. Shanghái y Pekín entrarán en el top de las grandes, ocupando el sexto y séptimo lugar, respectivamente. Les seguirá París, que pierde poder en detrimento de las chinas. Cantón, Chicago y Tianjin completará en top 10. A continuación, Shenzhen, Dallas, Chongqing, San Francisco, Washington, Houston, Osaka, Suzhou, Filadelfia y Boston configurarán el top 20, en ese orden. Madrid no se queda atrás y se sitúa entre las 50 ciudades más poderosas económicamente.

Tokio, capital de Japón

El imparable crecimiento de las urbes en lo que a la riqueza se refiere abre la ventana a un nuevo reto: el futuro de la movilidad urbana y la apuesta por el movimiento sostenible. Asuntos clave para el desarrollo de las urbes, la calidad vida de su ciudadanía y el valor competitivo frente a otras ciudades.

Movilidad urbana sostenible

La movilidad urbana toma importancia de manera gradual a causa del crecimiento de las ciudades en los últimos años. El aumento del tráfico en los núcleos urbanos, la congestión urbana y su externalidades económicas, sociales y ambientales son elementos clave en el progresivo deterioro de la calidad de vida en las ciudades. La movilidad es clave a la hora de trazar un plan orientado a fomentar la sostenibilidad.

El transporte eléctrico y las bicicletas son las principales opciones de transporte sostenible. Otra alternativa común es el coche multiusuario o car sharing, basado en una flota de coches compartidos por socios que sólo pagan por las horas que los utilizan y los kilómetros que recorren. Además de los sistemas inteligentes de movilidad que recogen datos en tiempo real sobre los cambios en el tráfico urbano, información que ayuda a los usuarios a evitar las vías más congestionadas y a su vez, a que las autoridades competentes tomen medidas para lograr mayor fluidez en la movilidad.

Entre las grandes ciudades que lideran proyectos innovadores orientados a una movilidad comprometida con el medio ambiente destacan Copenhague, Río de Janeiro, Ámsterdam, París, Singapur, Londres y Nueva York. Estas cinco últimas también se encuentran dentro de las 50 ciudades más poderosas del mundo por PIB.

NYC, líder en sostenibilidad

La ciudad que nunca duerme no solo es la más poderosa económicamente, sino que continúa liderando el mundo en la lucha contra el cambio climático y es un participante activo y líder en la agenda climática global. La Oficina del Alcalde de la ciudad de Nueva York actualizó en 2019 el plan estratégico OneNYC, publicado en 2015 como la primera estrategia de resiliencia del mundo y un modelo para el desarrollo sostenible. Entre sus iniciativas sobre movilidad eficiente, destaca la modernización de las redes de transporte público, la garantía de calles seguras y accesibles, la reducción de la congestión y emisiones y el refuerzo de las conexiones con la región y el mundo.

Las tecnológicas Tokio y Londres

Tokio ha sido capaz de unir a la perfección sostenibilidad y tecnología. Es la ciudad con la mayor influencia tecnológica, capaz de combinar el concepto smart city y el bienestar de los ciudadanos. Esto incluye almacenar energía localmente y usar vehículos eléctricos. Además, los Juegos Olímpicos de Tokio, que finalmente se celebrarán en julio de este año, implementarán en sus instalaciones los últimos avances en energías renovables y desarrollarán estrategias de sostenibilidad que van hacer del evento un ejemplo de desarrollo sostenible.

Después de Tokio, Londres es la segunda ciudad con mayor influencia de las tecnologías. Destaca por su vocación por el desarrollo tecnológico y, especialmente, por la programación. Uno de sus programas más destacados es Smarter London Together, que pretende convertir esta ciudad en la más inteligente del mundo. Este plan busca mejorar el diseño, el intercambio de datos, la conectividad, las habilidades y la colaboración. Supone un esfuerzo de cooperación que permitirá compartir ideas innovadoras y optimizar los recursos de la capital.

La recuperación de L.A.

El alcalde de Los Ángeles presentó en 2019 un ambicioso plan medioambiental (Green New Deal de Los Ángeles) que pretende que el 80% de los vehículos sean de cero emisiones para solventar el enorme problema de calidad del aire que tiene la ciudad. Uno de sus principales objetivos, en materia de movilidad y transporte, es aumentar el porcentaje de todos los viajes realizados a pie, en bicicleta, en micromovilidad o viajes combinados y en tránsito al menos un 35% para 2025 y un 50% para 2035 hasta 2050. También pretende reducir las millas recorridas por vehículo (VMT) en, al menos, un 13% para 2025, un 39% para 2035 y un 45% para 2050 y asegurar la preparación de la ciudad para los vehículos autónomos en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2028.

¿Qué hay de Madrid?

En Madrid, una de las cincuenta ciudades con mayor PIB del mundo, destaca el sistema de transporte suburbano. Se trata de una de las mejores redes de transporte público de toda Europa. Para algunos, incluso de las mejores del mundo.

Como ocurre en el resto de grandes ciudades, de cara al futuro el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la ciudad de Madrid (PMUS Madrid) procura la calidad ambiental, la competitividad, la seguridad y la universalidad. Entre sus objetivos, en lo que a movilidad se refiere, busca facilitar la movilidad de las personas con discapacidad, mejorar la accesibilidad social y geográfica al transporte público y la accesibilidad al transporte público de las personas con discapacidad. Además, está enfocado a garantizar la movilidad peatonal y la movilidad ciclista accesible y universal y mejorar tanto la movilidad peatonal como la ciclista.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin