Especial Empresas América

El negocio de Prosegur en Latinoamérica se refuerza con el mayor Centro de Gestión Operativa de la región

  • Su CGO en Sao Paulo permite controlar las operaciones en tiempo real
  • Es el resultado de combinar los mejores recursos humanos con la última tecnología disponible
Foto: eE.

Hoy, más que nunca, cobra sentido el propósito de una compañía como Prosegur. Hacer del mundo un lugar más seguro, cuidando a las personas y a las empresas y manteniéndose siempre a la vanguardia de la innovación. Solo así se puede garantizar la estabilidad de las organizaciones y de la sociedad en su conjunto, y proteger lo que las personas más valoran.

Los equipos que integran Prosegur combinan las mejores capacidades humanas y tecnológicas para hacer que el trabajo de sus clientes sea lo más eficiente posible. Ello pasa por la mejora continua de sus procesos y la incorporación de la tecnología al conocimiento que Prosegur tiene del comportamiento humano, fruto de más de 40 años de experiencia.

Su centro de Sao Paulo es pionero en la región y el más grande en el sector de la seguridad en toda América Latina

Con esta aspiración, Prosegur ha inaugurado recientemente su Centro de Gestión Operativa (CGO) en Sao Paulo. El proyecto es emblemático para la multinacional de la seguridad privada porque este CGO es el más grande en el sector de la seguridad en América Latina. De este modo, la compañía ofrece más proximidad a los clientes a través de herramientas para monitorear y controlar las operaciones en tiempo real. La nueva estructura está en línea con la estrategia de la empresa de tener en un solo lugar la visión, el control y el soporte de su operación en el país carioca, tanto física como tecnológica. Con este objetivo, los equipos están estratégicamente divididos y distribuidos de modo que se obtiene la mejor integración y el mejor desempeño de sus actividades.

Prosegur se embarcó hace años en combinar los mejores recursos humanos con la última tecnología disponible. En este sentido, los centros de control de la compañía se han convertido en verdaderos referentes dentro del sector de la seguridad privada, ya que permiten una gestión centralizada y más ágil desde la que abordar su propuesta de seguridad integrada, tanto tecnológica como humana. Entre los servicios ofrecidos destaca el control de acceso, monitoreo de cámara y alarma, control de acceso remoto, monitoreo de escolta, interacción remota de los más de 26.000 vigilantes de seguridad, asesoría en control de riesgos, entre otros.

El nuevo CGO -que cuenta con más de 150 profesionales en 1.250 metros cuadrados de estructura- permite a Prosegur prestar un servicio totalmente personalizado para cada cliente en función de sus necesidades y ámbito de operación. En el CGO se centralizan, gestionan y supervisan los servicios de seguridad y protección, las actividades del negocio del cliente y sus instalaciones. De esta manera, la empresa de seguridad optimiza y da apoyo a la actividad de sus 26.000 guardias de seguridad asignados en las casi 4.000 ubicaciones de servicio que Prosegur tiene en Brasil.

Otro aspecto cada vez más relevante es la vigilancia móvil. Se trata de un servicio, con una fuerte demanda, mediante el cual un vigilante de seguridad realiza visitas periódicas, en horario aleatorio o fijo, para comprobar el correcto estado de las instalaciones, así como la verificación de los diferentes accesos y puntos de interés. Desde el CGO se planifican las rutas y se coordinan los vigilantes que están en todo momento geolocalizados.

Las capacidades del CGO de Prosegur en Sao Paulo incorporan también el Centro de Control. De esta manera, en esta instalación se integran 31 estaciones que monitorean los sistemas de aproximadamente 350 clientes las 24 horas del día, todo en un entorno con acceso restringido y controlado con actividad 24x7. La capacidad de customización de este servicio es total, de manera que hay clientes de la compañía que disponen de un espacio exclusivo para monitorear su operación. Como el resto de las actividades de Prosegur, la tecnología juega un papel vital en el Centro de Control. Para garantizar la continuidad del servicio, toda la operación del Centro de Control se replica en la nube. Además, Prosegur también tiene la posibilidad de operar desde cualquiera de sus instalaciones, tanto dentro como fuera de Brasil, garantizando así la continuidad de los servicios en cualquier contingencia.

Soluciones para una nueva era

El nuevo edificio cuenta, además, con un espacio totalmente dedicado a los clientes, un showroom en el que conocer las nuevas tecnologías aplicadas en seguridad, especialmente relevante en el contexto actual. Y es que en un escenario como el actual, donde la pandemia de coronavirus ha impactado en todos los países, la sociedad se enfrenta a un cambio de prioridades, donde garantizar la seguridad y fortalecer la gestión de los posibles riesgos es sin duda la más importante de todas. La progresiva apertura de establecimientos públicos y privados; lugares al aire libre, como parques, playas o piscinas; así como la reanudación de la actividad en aeropuertos y estaciones plantea muchos interrogantes en lo que a garantizar la seguridad se refiere.

Bajo este marco, desde el área de Tecnología de Prosegur Seguridad están centrando sus esfuerzos en ofrecer las mejores soluciones y ayudar, de este modo, a una vuelta a la normalidad con los estándares de seguridad y de protección más altos posibles.

En la progresiva vuelta a normalidad que se empieza a producir en algunos países, una de las grandes inquietudes de los empresarios es controlar la afluencia continua de personas en sus instalaciones. Es necesario disponer de sistemas que garanticen la seguridad de los clientes, evitando aglomeraciones que puedan causar contagios.

En este sentido, Prosegur Seguridad está implementando en los controles de acceso con sistemas de termografía que auditan la temperatura de varias personas a la vez. Si bien, la toma de temperatura solo detecta un posible síntoma de contagio, el control de la temperatura con cámaras termográficas se puede realizar al mismo tiempo que se realiza la verificación de la identidad o el uso de equipos de protección individual. La capacidad de poder realizar varias acciones de manera simultánea en este procedimiento hace que su uso se esté extendiendo rápidamente.

Por su parte, en lo relativo al control de aforo, desde Prosegur Seguridad están adaptando las cámaras integradas dentro de los circuitos cerrados de televisión ya existentes a los sistemas de control de aforo. De este modo la compañía puede aplicar analíticas de vídeo para controlar la distancia social y generar una alerta que es gestionada por el Centro de Control.

Centro de Gestión Operativa de Prosegur en Sao Paulo. Foto: eE.

Para evitar aglomeraciones, cobra especial protagonismo la aplicación de tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA) capaz de alertar acerca de comportamientos no habituales como, por ejemplo, en aquellos casos en los que no se cumple la distancia social. Asimismo, Prosegur está implantando aplicaciones que rastrean en todo momento la localización de empleados y visitas, y que detectan a las personas que están por debajo de la mencionada distancia social.

En el caso de grandes espacios abiertos, incluso se plantea la posibilidad de incorporar drones a las tareas de vigilancia. El dron realizará rondas cada poco tiempo capturando imágenes que se enviarán al centro de control, donde se realizará el visionado. De esta forma, se podrán dar instrucciones para el envío de los agentes, o bien generar un mensaje de voz lanzado desde el dron a una distancia prudente hacia las personas que incumplan la distancia social.

Por todo ello, los centros de gestión operativa y los centros de control, como el recién inaugurado en Sao Paulo, se convierten en el epicentro de toda la operativa de Prosegur, aportando valor al servicio que la compañía despliega en sus clientes.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin