Energía

Repsol se retira de la puja por X-Elio por su elevado precio

  • Imaz ya aseguró que va a priorizar la rentabilidad sobre el crecimiento
Foto: Archivo.

La operación de venta de X-Elio acaba de dar un giro de 180 grados. Repsol, el principal posicionado para quedarse con la empresa de energía solar, ha decidido retirarse de la operación por el elevado precio que estaban pidiendo los vendedores: KKR y la familia Riberas, según pudo saber elEconomista.

De este modo, se trata de la segunda vez en el que la petrolera se apea de la operación por una cuestión de precio. En la anterior ocasión, hace dos años, Repsol estaba como finalista con Shanghai Electric y la venta nunca llegó a cerrarse.

Repsol presentó hace un par de semanas una oferta en solitario que estaba en línea de las valoraciones iniciales con las que se habían desarrollado las negociaciones pero fuentes del mercado explican que en el último momento las pretensiones de KKR sobre este activo se dispararon.

Macquarie no siguió

Macquarie, el fondo que acompañaba a Repsol, también se retiró del consorcio justo antes de la presentación de las ofertas aunque mantenían la disposición de quedarse con activos si finalmente la petrolera se hacía con X-Elio.

El Consejero Delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, dejó claro en la conference call con analistas e inversores del pasado 28 de febrero que la compañía no va a pagar un sobreprecio por activos en el marco de operaciones inorgánicas. "Somos una compañía industrial", recordó, antes de añadir que la rentabilidad es una prioridad en este tipo de operaciones para Repsol. "Si no se dan esos condicionantes, no vamos a invertir".

"Voy a priorizar la rentabilidad sobre el ritmo de crecimiento" indicó Imaz, que además cuenta con otras muchas más opciones en el mercado por el boom que existe en estos momentos de venta de activos de energía. De hecho, los inversores están ya alertando del pago de sobreprecios en operaciones corporativas, especialmente en un sector como el energético. Entre otros motivos porque hay mucha liquidez, tasas de descuento bajas y escasas expectativas de que los tipos de interés suban a corto plazo.

Iberdrola, en línea con esta situación, también se retiró del proceso de compra a finales de marzo y sigue centrada en la compra de activos de redes en Reino Unido.

KKR y la familia Riberas recibieron en un primer momento 45 muestras de interés, entre las que estuvieron también las de Endesa y Acciona. La transacción está previsto que se cierre, previsiblemente, antes del verano, y está asesorada por Citi, el banco de inversión Macquarie y Uría Menéndez.

Si Brookfield sigue interesada en la compañía sería ahora el mejor posicionado pero el aumento de precio hace temer que la operación puede malograrse de nuevo.

La entrada de KKR en X-Elio se remonta a julio del año 2015, cuando llegó a un acuerdo con Gestamp para adquirir el 80% de Gestamp Asetym Solar. Esta operación supuso, en aquel momento, valorar la compañía fotovoltaica en unos 923,5 millones de euros. La inversión fue articulada a través de KKR Global Infrastructure Investors II, un fondo con un capital de 3.100 millones de dólares (2.752 millones de euros), gestionado de forma independiente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0