Energía

La CNMC pone condiciones a EDP para dividir su distribución de gas

  • La Comisión critica el perjuicio económico para la filial regulada
Foto: Archivo

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia ha aprobado con condiciones la reorganización del negocio de distribución de gas de EDP. La compañía acordó a finales de 2016 una operación intragrupo en la que traslada los activos de gas natural de Asturias y Cantabria, su principal zona de distribución, a una nueva sociedad EDP España Distribución de Gas (EDPEDG) y deja en otra los del País Vasco.

Según el informe, al que tuvo acceso este diario, la CNMC obligará a que EDPEDG y Naturgas Energía Distribución calculen la revalorización de estos activos de forma que resulte transparente, explicitada, cuantificada con los valores de mercado y contabilizada de forma separada.

Para el regulador resulta poco probable que ambas sociedades, en condiciones de capacidad de decisión efectiva, independiente del grupo de sociedades, hubieran tomado la decisión de realizar una operación de reorganización de activos, por razones de eficiencia y organizativas, en los términos en los que ésta se ha realizado.

La CNMC exige además a EDP España Distribución de gas que debe mantenerse capitalizada, conforme a los ratios de apalancamiento y Deuda Neta/ebitda razonables, dentro del rango habitual de las empresas del sector y proporcionados al valor de los activos en Asturias y Cantabria que mantendrá en su balance. Por ese motivo, la institución exige a la compañía que mantenga una estructura de deuda que sea sostenible, no le haga incurrir en pérdidas, y no resulte en una incapacidad para atender las inversiones necesarias en distribución de gas, así como la operación y mantenimiento de las redes.

La CNMC indica que "no se considera que el balance con el que EDPEDG realizará la actividad de distribución de gas natural en Asturias y Cantabria, responda a una estructura solvente y razonable, que asegure la sostenibilidad de su actividad en el largo plazo. Por el contrario, se detectan aspectos en la operación analizada que causan un grave perjuicio para la sociedad regulada, y que no pueden justificarse por la eficiencia que pueda suponer una reestructuración de activos a nivel del grupo EDP". El contrato de prestación de servicios suscrito entre EDP España Distribución de Gas, y Naturgas Energía Distribución deberá incorporar los medios materiales y recursos humanos con los que se prestará el servicio en base a una valoración que sea comparable para medir su eficiencia.

En un plazo de los 30 días, EDP deberá aportar ante la CNMC un Plan explicativo comprensivo todo estos aspectos que deberá ser nuevamente aprobado por la Sala de regulación.

El 21 de febrero de 2017, EDP España Distribución de Gas, comunicó la adquisición de determinados activos de distribución de gas natural, ubicados en determinados municipios de Cantabria.

EDP explicó a 'elEconomista' que en 2016 se hizo una reordenación societaria del negocio de distribución de gas natural sobre la que se ha informando puntualmente a la Comisión Nacional de Mercados y Competencia. La empresa aseguró que "trabajaremos para cumplir los requisitos que establezca la Comisión". El regulador ha dado un plazo de 30 días para presentar una solución a la operación que deberá aprobarse posteriormente por la institución para dar carpetazo final a este asunto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin