Energía

Repsol pone a la venta el mayor pozo descubierto en EEUU en 30 años

  • La española y la australiana Santos incorporarán un socio por 1.000 millones
Un yacimiento de petróleo

Repsol y su socio australiano Santos buscan un socio para impulsar tres de los mayores yacimientos descubiertos en Estados Unidos en los últimos 30 años. Ambas empresas, tal y como ha desvelado Reuters, están trabajando con un banco de inversión -cuyo nombre no ha trascendido- para vender conjuntamente una participación minoritaria de Pikka, junto con participaciones parciales en los yacimientos de Horseshoe y Quokka, situados en la región de North Slope en Alaska.

Con esta operación, que podría estar valorada en cerca de 1.000 millones, ambos socios podrán compartir con un tercer inversor los cerca de 2.555 millones que son necesarios simplemente para impulsar el desarrollo de Pikka.

Pikka es el primer proyecto del desarrollo de Repsol en Alaska, donde la compañía ha sido muy activa desde el año 2011 y ha realizado múltiples descubrimientos significativos en la región de North Slope. El grupo, dirigido por Josu Jon Imaz, posee una participación del 49% en el proyecto, mientras que Santos, que compró su participación a Oil Search, cuenta con un 51%.

La inversión prevista cubriría la fase inicial del desarrollo de Pikka, que se espera que produzca alrededor de 80.000 barriles de petróleo diarios a partir de 2026, lo que supondrá un suministro adicional en mercados bajo presión debido a las menores inversiones en exploración y producción a nivel global en los últimos años.

Repsol ha puesto también a la venta su negocio en Noruega dentro del plan de reducción de su presencia en el negocio de exploración y producción. De hecho, Imaz explicó durante la presentación a analistas que la compañía opera en estos momentos en 13 países, pero que se sentiría cómoda reduciendo su presencia a entre 9 y 10, lo que supondría la venta de carteras en tres o cuatro zonas apenas un año antes de que tenga que tomar la decisión de una futura salida a bolsa de su negocio de exploración y producción en Estados Unidos.

Venta en Eagle Ford

Repsol, de hecho, ha llevado a cabo una desinversión por 120 millones de terrenos en la zona de Eagle Ford durante el primer trimestre del año y aspira a llevar a cabo ventas adicionales.

La petrolera española incorporó en 2022 al fondo estadounidense EIG, especializado en energía e infraestructuras, como socio minoritario de su negocio upstream en una transacción valorada en 4.845 millones de euros -de los que 1.400 millones corresponden a deuda asumida-.

El fondo americano, que controla el 25% de la división de exploración y producción de hidrocarburos de la petrolera española valora el área de negocio en 19.180 millones de euros.

Repsol y EIG podrían sacar a bolsa su negocio de exploración y producción en el año 2026. Para esa fecha la compañía tendrá en operación el yacimiento de Pikka y contará con importantes avances con el megayacimiento de Campos 33 en Brasil

.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud