Energía

Repsol se olvida de Ribera y se alía con Bunge para impulsar los biocarburantes en España

  • Compra el 40% de tres terminales que la compañía tiene en España por 340 millones de dólares
  • La capacidad de producción de biocarburantes de la petrolera es equivalente a 1,7 millones de coches eléctricos
  • La petrolera aspira a producir hasta 2,7 millones de toneladas en 2030
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol

Repsol ha aparcado por un momento las discusiones con Iberdrola y la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para seguir avanzando en su plan de negocios. La compañía multienergética que dirige Josu Jon Imaz ha firmado un acuerdo con Bunge, uno de los gigantes del negocio de los biocombustibles, para colaborar en el desarrollo de nuevas oportunidades que ayuden a satisfacer la creciente demanda de materias primas con menor intensidad de carbono para producir combustibles renovables.

El acuerdo además prevé que Repsol adquiera el 40% de tres instalaciones industriales que forman parte de Bunge Ibérica, una de las filiales de Bunge en la Península Ibérica, por un importe total de 300 millones de dólares y hasta 40 millones de dólares adicionales en pagos contingentes. El acuerdo incluye tres plantas dedicadas a la producción de aceites y biocombustibles en Bilbao, Barcelona y Cartagena, cercanas a complejos industriales de la petrolera.

Bunge continuará siendo un productor y proveedor clave de harinas proteicas, aceites vegetales, oleaginosas y cereales en España. Mediante esta alianza, Repsol incrementa su acceso a una amplia cartera de materias primas de baja intensidad de carbono para producir combustibles renovables, que suponen una ruta inmediata para acelerar la reducción de las emisiones del transporte, incluidos coches, camiones, aviones y barcos.

La capacidad de producción actual de Repsol de 1,1 millones de toneladas de combustibles renovables al año es equivalente al ahorro de emisiones de CO2 de más de 1,7 millones de vehículos eléctricos.

Repsol prevé aumentar su producción en hasta un 55%, que supondrá 1,7 millones de toneladas en 2027 y entre 2,5 y 2,7 millones de toneladas en 2030. Para lograrlo, la empresa está acelerando el despliegue de combustibles renovables en su red de estaciones de servicio, la mayor de España, con la incorporación de surtidores de combustible 100% renovable. Actualmente, cuenta con casi 120 estaciones de servicio con combustibles 100% renovables y tiene el objetivo de llegar a las 600 a finales de año y a 1.900 en 2027.

Arranque de Cartagena

Repsol, como indica hoy elEconomista, está llevando a cabo la puesta en operación de su planta de biocombustibles avanzados de 250.000 toneladas al año en Cartagena, la primera de la Península Ibérica. La compañía está transformando otra unidad en su complejo industrial de Puertollano (Ciudad Real) con capacidad para producir anualmente 200.000 toneladas de combustible renovable.

En virtud de esta alianza, ambas compañías planean explorar otras áreas de cooperación y desarrollo de proyectos para aumentar la disponibilidad potencial de aceites y grasas no destinados a alimentación para el mercado de combustibles renovables.

"Con este acuerdo, Repsol consolida su liderazgo en combustibles renovables en la Península Ibérica. Es una prueba clara del firme avance que estamos haciendo en nuestra ambiciosa hoja de ruta para aportar a la sociedad soluciones para reducir las emisiones netas de CO2 del transporte de la forma más rápida y eficiente posible", ha señalado Juan Abascal, Director General de Transformación Industrial y Economía Circular de Repsol.

"Este es un paso emocionante para Bunge en España y respalda nuestro compromiso de crear rutas alternativas de descarbonización de las cadenas de suministro agrícolas y de aceites en nuestra industria. Juntos, gracias a la profunda especialización en el sector agroalimentario y la conectividad global para las materias primas renovables de nuestras compañías, nuestro objetivo es aprovechar mayores oportunidades en el área de las energías renovables", dijo Julio Garros, Copresidente de Agronegocios de Bunge.

La alianza con Bunge se suma así al esfuerzo del sector que está incrementando su inversión en este área. De hecho, Cepsa puso la primera piedra de su futura planta de biocarburantes de segunda generación -con presencia de la vicepresidenta Ribera- en Huelva.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud