Energía

Gamesa hunde a Siemens Energy en la mayor caída en bolsa de su historia

  • Detecta fallos en las turbinas eólicas con un coste superior a 1.000 millones
  • La OPA sobre Gamesa no fue un error, según los directivos de las compañías
  • El grupo alemán corrige a la baja sus perspectivas de beneficios para este año
Aerogenerador de Siemens Gamesa. Reuters.
Madridicon-related

Siemens Energy ha caído un 37% en bolsa este viernes, debido, principalmente, a los problemas de calidad registrados en su negocio de turbinas eólicas de Gamesa. El grupo alemán ha asegurado que el coste de estas incidencias, que se prolongarán varios años, podrá superar los 1.000 millones.

Gamesa sigue sin 'encajar' en el puzle de Siemens Energy. Sus acciones se han desplomado más de un 30% en bolsa, en la que ya es la mayor caída de su historia, lastrada por las dudas sobre el impacto de los problemas del fabricante de aerogeneradores.

El grupo alemán anunció ayer una corrección a la baja de sus perspectivas de beneficios para este año y estimó un coste provisional de 1.000 millones de euros para hacer frente a los fallos detectados. Asimismo, Siemens Energy deberá hacer frente a las indemnizaciones a los clientes, al no poder cumplir los plazos de entrega de las unidades vendidas.

La fusión de Gamesa y el negocio eólico de Siemens se cerró en 2017. Y desde entonces los problemas se han sucedido para Siemens Gamesa, que llegó a encadenar varios 'profit warnings' (advertencia sobre beneficios) en los últimos años.

De hecho, Siemens Energy procedió a finales de año a una OPA de exclusión sobre Gamesa, que se hizo efectiva el pasado mes de febrero y se concluyó con el fin de cotización para el grupo español después de 22 años en los mercados.

"Mera estimación"

Durante una rueda de prensa, los consejeros delegados de Siemens Energy, Christian Bruch, y de Siemens Gamesa, Jochen Eickholt, han explicado que la cifra de 1.000 millones es una mera estimación y han expresado su convicción de que puede ser mayor, según declaraciones recogidas por la Agencia EFE.

Sin embargo, Eickholt ha declinado concretar, y ha asegurado que en la presentación de los resultados trimestrales el próximo 7 de agosto se conocerán más detalles.

Según ha indicado Bruch, aún no ha terminado la investigación y el análisis de lo sucedido con los aerogeneradores de Gamesa, pero ha asegurado que se trata de "una mala noticia".

No es la primera vez que Siemens corrige sus previsiones, pero nunca en la medida del anunciado ayer. La "gobernanza" conjunta de ambas compañías tras la OPA realizada en 2022 no ha sido suficiente, han asegurado los dos consejeros este viernes. Sin embargo, han admitido que ha habido problemas de comunicación", según la Agencia EFE. 

Investigación en marcha

Eickholt ha relatado que se ha iniciado una investigación que no ha concluido, pero cuyas conclusiones de momento son "peores de lo esperado, mucho peores de lo que podíamos pensar, algo nunca visto hasta ahora", sobre vibraciones inusuales en componentes proporcionados por el fabricante de aerogeneradores.

Parte de los componentes son defectuosos, se trata de "un puñado de fallos" que son un indicador de lo que podría ocurrir en los próximos 20 años, ha señalado Eickholt, que ha reconocido que "no se puede excluir que haya problemas de diseño".

Los consejeros han señalado la existencia de "decepcionantes fallos de calidad" relacionados con ciertos componentes, todo lo cual consume "tiempo y dinero", a la vez que suben los costes de producción. En consecuencia, Eickholt ha indicado que habrá que rediseñar los planes de negocios.

A pesar de los problemas, los dos consejeros delegados han descartado que la OPA sobre Gamesa fuera un error, y han señalado que se hizo tras un análisis exhaustivo en el "momento adecuado y fruto de un proceso equilibrado".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud