Energía

Bruselas anuncia una intervención de emergencia del mercado eléctrico

  • Alemania y Bélgica apuestan ahora también por tomar medidas comunes como el desacople de precios o el tope al gas
  • Los ministros de Energía se reunirán la semana próxima para abordar la crisis
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Foto: EP
Bruselasicon-related

Europa no puede continuar soportando la presión de los precios desorbitados de la energía. Lo ha admitido la misma presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien desde Eslovenia ha anunciado "una intervención de emergencia" en el mercado de la electricidad europeo y una "reforma estructural" del mismo. Así pues, las demandas que España pronunció por primera vez en Bruselas hace un año entre escepticismo de una gran mayoría cogen fuerza.

Como pasa siempre en Europa, el empujón ha venido desde Berlín. El anuncio de la presidenta de la Comisión llega poco después que Alemania se haya abierto también a la necesidad de tomar medidas. Cuando los precios empezaron a escalar, Berlín fue una de las capitales más opuestas a cualquier intervención del mercado, pero ahora el ministro de Economía germánico, Robert Habeck, ha admitido que hace falta una "reforma moderada" del sector. Justo hoy, el precio de referencia de la energía para Alemania para el próximo año ha escalado al máximo histórico de los 1.000 MWh. 

También este fin de semana, el primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo, pedía en declaraciones a varios medios implementar un tope europeo al precio del gas "lo más rápido posible" y avanzaba que Alemania estaba cambiando su posición. Hasta ahora, España, Italia y también Francia se han manifestado partidarios. 

Parece pues inminente que la Unión Europea tomará medidas al respecto y aplicará finalmente la solución que España y Portugal desde principios de verano o, como mínimo, apostará por desacoplar el mercado del gas del de la electricidad en Europa. La presidencia checa de la UE ha anunciado este mismo lunes una reunión extraordinaria de ministros de Energía el próximo 9 de septiembre para abordar la situación. 

Europa debe arreglar el mercado energético

De hecho, según el ministro de Industria checo, Jozef Síkela, responsable de esta reunión al ostentar la presidencia semestral de la UE, ha asegurado que Europa "debe arreglar el mercado energético". "Una solución a nivel de la UE es, de lejos, lo mejor que podemos hacer", ha defendido en un mensaje en redes sociales.

El primer ministro checo, Petr Fiala, anunció la semana pasada una reunión urgente de ministros de Energía para discutir medidas para tratar la situación del mercado energético y los planes de ahorro energía para garantizar la seguridad energética del bloque.

Una reforma "estructural" del mercado eléctrico

Von der Leyen ha reconocido de nuevo que es necesario a su vez abordar una reforma "estructural" del mercado de la electricidad en Europa, pues "fue desarrollado para diferentes circunstancias". Actualmente la fuente energética más cara marca el precio de todo el conjunto y por eso el gas influye en tanto en los precios de la luz en todo el Viejo Continente. También Alemania se ha pronunciado a favor de este extremo. 

Según Von der Leyen, hay que cortar toda dependencia energética con Moscú , pues los "precios desorbitados" exponen las "limitaciones" del diseño del mercado eléctrico actual. El objetivo es, de nuevo, responder al  "chantaje" energético ruso en plena escalada de precios de la energía. "La era de los combustibles fósiles rusos en Europa se ha acabado y liberarnos del chantaje nos traerá más poder para defender el orden global", ha expuesto la presidenta.

Más renovables

Von der Leyen ha subrayado que Europa está trabajando ya para cortar estos lazos con la energía rusa y "a la velocidad de la luz" está diversificando los proveedores de hidrocarburos, recordando que en lo que va de año el suministro de gas desde otros países diferentes a Rusia han incrementado en 31.000 millones de metros cúbicos. Pero la clave, ha insistido, serán las renovables, incluido el hidrógeno que debería poder transportarse a través de nuevas infraestructuras como el MidCat. 

Pero de momento se ha priorizado el gas. No solo Bruselas ha cerrado acuerdos con Qatar, Estados Unidos o Azerbaiyán para aumentar el suministro de gas, sino que recientemente el canciller alemán Olaf Scholz se ha desplazado hasta Canadá con el mismo objetivo y Francia ha intensificado las negociaciones con Argelia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud