Energía

La interconexión con Italia que defiende Sánchez cuesta 3.000 millones y no estaría lista hasta 2028

  • El Gobierno admite que busca alternativas al Midcat
  • El gaseoducto submarino dependerá del nuevo Gobierno italiano

La interconexión gasista con Italia como alternativa al Midcat entre España y Francia gana peso. Tal y como adelantó elEconomista el pasado 19 de agosto, el Gobierno ha decidido optar por esta vía ante la negativa del Gobierno francés de acabar el gaseoducto transpirenaico para llevar gas al centro y norte de Europa, especialmente a Alemania.

En una rueda de prensa en Colombia junto al presidente de este país, Gustavo Petro, Sánchez ha dejado claro que "si no sale adelante el plan A, pues habrá que buscar el plan B, y el plan B es la interconexión de la Península Ibérica con Italia".

El problema de fondo para llevar a cabo este proyecto es que tendría un coste de entre 2.500 y 3.000 millones de euros -concluir el Midcat costaría 400 millones de euros- y además tardaría varios años en entrar en funcionamiento, teniendo en cuenta que ni siquiera hay todavía un plan de viabilidad. De hecho, Enagás considera que sería necesario invertir por su parte 1.500 millones y que el proyecto no estaría listo hasta 2028.

Todo ello sin olvidar que, aunque el primer ministro en funciones de Italia, Mario Draghi, ha mostrado su disposición a llevar a cabo el proyecto, todo dependerá ahora de la formación de un nuevo Ejecutivo en el país transalpino tras las elecciones del próximo día 25 de septiembre.

El Gobierno español ha puesto sobre la mesa está posibilidad ante la negativa de París de acabar el MidCat, que según ha dejado claro ya el presidente francés, Emmanuel Macron, no sirve para afrontar la crisis actual, ya que no podría completarse a tiempo para afrontar un posible desabastecimiento de gas en invierno.

Así, y aunque hace una semana, desde Moncloa se insistía en reclamar a Francia "una reflexión profunda" para completar el Midcat, Sánchez admite ya que "si no se puede hacer por dificultades de política doméstica, hay una alternativa que está también inscrita en el proyecto que es hacer la interconexión de España con Italia".

Plan Repower EU

Este último proyecto de interconexión está contemplado ya en el plan Repower EU y contaría con el aval de Bruselas para conectar el puerto de Barcelona con Livorno para utilizar de este modo las regasificadoras que hay en varias ciudades italianas gracias al gas natural licuado que España importa del norte del continente africano.

En medio de este debate, Sánchez viajará el martes a Alemania invitado por Scholz aunque no en un formato bilateral, sino en otro de carácter más amplio que fuentes del Gobierno explican que aún está por concretarse definitivamente.

Aunque la cita no se ha fijado por la situación energética que vive la Unión Europea, éste será un asunto que se da por seguro que se abordará en ese encuentro. La cuestión energética recalca el presidente del Gobierno que va a ser protagonista en Europa durante los meses de septiembre y octubre por el plan de contingencia de Bruselas y por el debate sobre la reforma del mercado de la electricidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud