Energía

La gran industria española se opone al plan de ahorro de gas europeo

  • Bruselas propone interrumpir a la industria de forma similar en todos los países
  • Aseguran que forzar paradas provocará escasez de productos esenciales
  • Creen que los consumidores españoles han pagado una infraestructura para reducir sus riesgos

La gran industria española planta cara a los planes de la Comisión Europea para reducir en dos tercios el consumo de gas ruso. Las compañías no están dispuestas a aceptar algunas de las medidas incorporadas en el paquete que tiene previsto presentar mañana el Ejecutivo comunitario ya que no distingue las diversas situaciones de los países.

La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, ha enviado esta misma mañana a la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, una carta solicitando que el Gobierno que se oponga frontalmente a una nueva medida que está considerando la Comisión Europea, consistente en un sistema de alerta que obligaría a los Estados miembros a reducir su consumo de gas en unos porcentajes preestablecidos, un mecanismo que se activaría unilateralmente por la Comisión o por petición de dos Estados miembros.

Esta nueva medida se presentará mañana junto a la ya esperada Comunicación "Save gas for a Safe Winter" en la que la Comisión insta a llevar a cabo una reducción efectiva del consumo de gas en Europa.

La Alianza, constituida por Anfac y Sernauto (automoción), AOP (refino), Aspapel (papel), Feique (química y farmacia), Fiab (alimentación y bebidas), Oficemen (cemento), Primigea (materias primas minerales) y Unesid (siderurgia) ha ofrecido al Gobierno su apoyo en todo lo que considere necesario para defender los intereses de España y oponerse a esta propuesta.

La industria asegura que no tiene sentido imponer reducciones de consumo de gas en todos los países por igual, independientemente de su situación particular y de que el gas no consumido pueda o no ser exportado y consumido por otros países de la Unión.

Por otro lado, las empresas creen que forzar paradas industriales en países en los que no es necesario, agravará la escasez de productos esenciales en toda Europa y aumentará el impacto económico de la crisis, poniendo en riesgo el funcionamiento de toda la cadena de valor de la economía europea.

Asimismo, los consumidores de gas españoles, domésticos e industriales, vienen financiando desde hace años una gran inversión en infraestructuras de gas, precisamente para reducir el riesgo de dependencia de un solo país suministrador.

Este incremento de costes lo hemos asumido para limitar nuestra exposición a cortes de suministro, siendo incoherente que se pueda decidir por parte de la propia Comisión Europea que paremos nuestras fábricas y se genere gratuitamente una caída de actividad y empleo.

Finalmente, la gran industria española se queja de que una propuesta de este calibre no reciba el escrutinio completo de las instituciones Comunitarias, no pudiendo escamotearse de su debate al Parlamento y Consejo europeos.

Reunión con los grupos parlamentarios

Por otro lado, la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ha reunido hoy con los representantes de los grupos parlamentarios para avanzar en la elaboración del plan de contingencia.

En la reunión, celebrada en la sede del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, han asistido Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, y Rafael Simancas, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes y Asuntos Constitucionales.

Por parte de los partidos políticos han estado presentes Héctor Gómez, portavoz del Grupo Parlamentario del PSOE; Guillermo Mariscal Anaya, diputado del PP por Las Palmas; Aitor Esteban, portavoz del Grupo Parlamentario PNV; Ferrán Bel, portavoz del PDCAT; Tomás Guitarte, portavoz de Teruel Existe; José María Mazón, portavoz del Grupo Regionalista de Cantabria; Inés Sabanés, diputada de Más País-Equo; y Alberto Botran I Pahissa, diputado de la CUP.

Telemáticamente también han participado Pablo Echenique, portavoz del Grupo Parlamentario Unidas Podemos; Mari Carmen Martínez Granados, portavoz en al Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico de Ciudadanos; Joan Capdevila, diputado del Grupo Parlamentario Republicano; Carolina Telechea, portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Republicano; Óskar Matute, portavoz adjunto del Grupo Parlamentario EH Bildu; y Joan Baldoví, diputado de Compromís, en su nombre y en representación de Junts (Miriam Nogueras), Más País (Íñigo Errejón) y BNG (Néstor Rego).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud