Energía

Mario Draghi vuela a Argelia para acordar más gas contra la dependencia de Rusia

  • En torno al 40% del suministro de gas de Italia procede de Rusia
  • De Argelia recibe el 30% del consumo nacional de gas
El primer ministro italiano, Mario Draghi. Foto: Europa Press

El primer ministro italiano, Mario Draghi, viajará mañana lunes a Argelia con la intención de cerrar nuevos acuerdos de compra de gas que le permitan acelerar el fin de la dependencia del suministro ruso, a raíz de la invasión de Ucrania.

Se trata de una visita importante para un país, Italia, que es estos momentos busca por todos los medios atajar la dependencia energética que padece (importa el 90 % del gas que consume y en torno al 40 % procede de la Rusia de Vladimir Putin). Por esa razón, la diplomacia italiana se ha centrado en agasajar al país vecino africano, su segundo vendedor de gas después de Rusia y de donde llega un 30 % del consumo nacional.

Tal es así que el viaje de Draghi ha sido precedido por una misión a Argelia en noviembre del jefe del Estado italiano, Sergio Mattarella, y del ministro de Exteriores Luigi Di Maio, acompañado por el consejero delegado de la energética Eni, Claudio Descalzi.

Además la visita se produce en medio de las tensiones entre Argelia y España tras el giro de la política exterior del país europeo acerca del Sáhara Occidental, al apoyar recientemente una propuesta marroquí de soberanía sobre esa región.

"Mañana viajaré con Draghi a Argelia para firmar un acuerdo sobre el gas que nos permitirá hacer frente a eventuales extorsiones rusas. Lamentablemente vamos con retraso, porque debíamos diversificar mucho antes, pero tenemos muchos socios y amigos en el mundo", ha avanzado este domingo Di Maio a los medios en Caserta (sur), según recoge la Agencia EFE.

Italia, conectada con el extranjero con cinco gaseoductos, recibe el gas de Argelia a través del tubo Transmed, que parte desde el yacimiento argelino de Hassi R'Mel, en el extremo norte del Sahara, cruza Túnez y el mar y desemboca en Mazarra del Vallo, Sicilia. Por este canal transmediterráneo Italia recibió en 2021 un total de 22.584 millones de metros cúbicos de gas (en 1990 eran la mitad, 10.559 millones de metros cúbicos). No obstante, el gaseoducto argelino tiene una capacidad incluso mayor, de hasta 27.000 millones de metros cúbicos, según declaró en el Parlamento el 22 de marzo el ministro de Transición Ecológica de Italia, Roberto Cingolani, con competencias energéticas.

En la estrategia por la diversificación de los suministros del gas, el ministro de Exteriores italiano ha pasado en los últimos meses por otros países como Azerbaiyán, de donde en 2021 recibió 7.214 millones de metros cúbicos a través de un tubo que cruza el mar Adriático, o Catar, de donde importó 6.877 millones. Di Maio también ha viajado a la República Democrática del Congo, Angola y Mozambique y ha asegurado este domingo que "todos estos países se han mostrado disponibles a aumentar el suministro" de gas a Italia.

Cingolani por su parte ha aclarado que suplir la dependencia del gas ruso llevará "un mínimo" de tres años y que la idea pasa por apostar también por la reconversión ecológica y las renovables, entre otras disposiciones.

Draghi llegará a las 13.30 horas locales (11.30 GMT) al aeropuerto internacional de Argel y, tras una visita protocolaria al Monumento de los Mártires, se reunirá con el presidente Abdelmadjid Tebboune, en dos ocasiones durante este viaje de un día. En primer lugar se verán a las 14.30 locales (12.30 GMT) en el palacio presidencial "El Mouradia" y, más tarde, en una cena en la residencia oficial de Tebboune, a las 19.20 locales (17.20 GMT). Una hora antes Draghi verá a la comunidad italiana en Argelia en su embajada.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud