Energía

La UE se niega a pagar en rublos el gas ruso y Alemania prepara a la población para un racionamiento

  • Declara el nivel de "alerta temprana" de su plan de emergencia energética
  • El presidente de la Duma pide ampliar a otras materias primas el pago en rublos
  • El Kremlin aclara que el pago en rublos no comenzará mañana
El ministro alemán de Economía, Robert Habeck. | Reuters.

El Gobierno alemán ha declarado el nivel de "alerta temprana" de su plan de emergencia energética ante el riesgo de un eventual corte del suministro de gas ruso como consecuencia del rechazo a cumplir con la exigencia de Moscú de pagar en rublos por el combustible. Esta alerta es la primera de tres y aún no implica una intervención estatal para racionar el suministro, pero, según Financial Times, no se descarta si la crisis se agrava.

El ministro alemán de Economía, Robert Habeck, ha confirmado en una declaración pública la activación del nivel de "alerta temprana", la primera de las tres fases del plan de emergencia del Gobierno de Alemania para garantizar el suministro energético del país.

De este modo, se establecerá un grupo de trabajo dentro del Ministerio de Economía que se encargará de supervisar a diario la situación y las reservas, que en la actualidad se encuentran al 25% de su capacidad.

"Debemos aumentar las medidas de precaución para estar preparados para una escalada por parte de Rusia"

"Debemos aumentar las medidas de precaución para estar preparados para una escalada por parte de Rusia. Con la declaración del nivel de alerta temprana, se ha creado un equipo de crisis", dijo Habeck.

En caso de que la crisis se agravase y el suministro fuera considerado insuficiente y los participantes del mercado fueran capaces de manejar la situación por sí mismos, el Gobierno podría llegar a decidir la desconexión de la red de partes de la industria, ya que los hogares recibirían un trato preferencial, señala Financial Times.

La Unión Europea rechazó ayer la exigencia de Moscú de pagar en rublos por las compras de gas a proveedores rusos, una decisión consensuada con los líderes del G7. Según explicó un portavoz de la Comisión Europea, los ministros de Energía del G7 y la comisaria de Energía, Kadri Sismon, acordaron por unanimidad rechazar las demandas de Rusia de pagar el suministro de gas ruso en rublos.

Los titulares de energía esgrimieron como argumento que los contratos de suministro de gas deben ser respetados y que en ellos especifica que el pago se efectuará en euros o en dólares, motivo por el cual los miembros del G7 y la UE pedirán a las empresas que operan en sus territorios que no accedan a tales demandas.

La semana pasada, Rusia anunció su intención de exigir el pago en rublos por las compras de gas ruso a todos los estados que hubieran implementado sanciones contra el país. El presidente ruso indicó entonces que el país continuará suministrando gas de acuerdo con los volúmenes y los precios establecidos en los contratos, aunque expresó la intención de cambiar la moneda de pago.

Con todo, el Kremlin aclaró este miércoles que el sistema de pago en rublos no será puesto en marcha a partir de mañana, jueves, ya que se trata de un "proceso extendido en el tiempo". "No, de ninguna manera", contestó el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, a la pregunta de si el sistema de pago en rublos por el gas ruso se pondrá en marcha este 31 de marzo.

Explicó que "el pago y los suministros son un proceso extendido en el tiempo". "No es que aquello que lo que mañana se vaya a suministrar deba ser pagado (en rublos). Es más extendido en el tiempo, simplemente desde el punto de vista técnico", dijo.

¿Afectará a otras materias primas?

La exigencia planteada por el Kremlin a los países hostiles a Rusia de pagar en rublos por las compras de gas ruso debería ampliarse al comercio de otras materias primas como petróleo, cereales o metales, según ha planteado el presidente de la Duma, la cámara baja del Parlamento de la Federación Rusa, Vyacheslav Volodin.

"Si queréis gas, buscad rublos", ha advertido el político ruso en su cuenta de Telegram, donde ha planteado que "sería correcto, donde sea beneficioso para Rusia, ampliar la lista de bienes exportados a cambio de rublos: fertilizantes, cereales, petróleo, petróleo, carbón, metales, madera, etc".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud