Energía

Cepsa y Air Nostrum se alían para impulsar el uso de biocombustibles en aviones

  • El acuerdo también contempla el desarrollo de otras alternativas como hidrógeno renovable y electrificación
Carlos Barrasa, director de Commercial y Clean Energies de Cepsa, Carlos Bertomeu, presidente de Air Nostrum, y Gerardo Pardo, director de aviación de Cepsa.
Madrid

Cepsa y la compañía líder de la aviación regional Air Nostrum han firmado hoy un acuerdo para impulsar la descarbonización del transporte aéreo mediante la investigación y producción de nuevos combustibles sostenibles para la aviación (SAF, por sus siglas en inglés).

Estos biocombustibles -que permiten reducir las emisiones de la aviación hasta en un 80% respecto al queroseno convencional- se producirán a partir de materias primas circulares que no compiten con la alimentación, como aceites usados de cocina, desechos animales de uso no alimentario o restos biodegradables procedentes de distintas industrias.

La alianza también contempla el desarrollo de otras alternativas energéticas, como el hidrógeno renovable y la electrificación, para las flotas terrestres de Air Nostrum: vehículos para el suministro, las operaciones de carga y descarga de equipajes, o asistencia a los aviones, entre otros.

El acuerdo responde a la apuesta de Cepsa por los combustibles sostenibles, tras los firmados por la compañía con Iberia, Iberia Express y Binter, y está en línea con iniciativa legislativa europea RefuelEU Aviation, incluida en las medidas Fit for 55 de la Comisión Europea, que pretende impulsar la oferta y demanda de combustibles sostenibles para la aviación en la Unión Europea, alcanzando un uso del 2% en 2025, el 5% en 2030 y el 63% en 2050.

Transición energética

Mediante este acuerdo, Cepsa y Air Nostrum podrán seguir reduciendo su huella de carbono y contribuir en la transición energética y la lucha contra el cambio climático. Esta alianza apoya varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: ODS 7 (garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna), ODS 8 (promover el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el trabajo digno), ODS 12 (garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles) y ODS 13 (adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos).

En este sentido, Cepsa está trabajando en un ambicioso plan, que presentará el 30 de marzo, para dar un giro verde a todos sus negocios y convertirse en un referente de la transición energética en su sector. Además, la compañía cuenta con una amplia experiencia en este ámbito: produce combustibles sostenibles en sus centros industriales desde hace una década y desarrolla estudios pioneros a nivel mundial para convertir residuos y aceites usados en combustibles de origen renovable de alto valor energético.

Por su parte, Air Nostrum trabaja en la reducción de emisiones mediante proyectos de eficiencia en vuelo, usando SAF, mejorando las políticas de reducción de combustible y aligerando peso a bordo de la mano de la digitalización. También colaborando estrechamente con los distintos agentes de la cadena como fabricantes, productores y distribuidores de combustible y startups, como ha hecho en 2021 con la firma de varios acuerdos encaminados a buscar nuevas fórmulas de propulsión más sostenibles. En paralelo, desarrolla proyectos de economía circular y de gestión de residuos como la reducción de plásticos de un solo uso o la segregación a bordo y en tierra, proyectos de eficiencia energética en instalaciones y electrificación de la flota terrestre.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin