Energía

Shell se alía con ICG para batir a Enel e Iberdrola en la puja por Meridian Energy

  • La petrolera se quedará el negocio de comercialización Powershop Australia
  • El fondo ICG se hace con la generación

Shell y el fondo Infraestructure Capital Group han alcanzado un acuerdo con la compañía neozelandesa Meridian Energy para quedarse con su negocio en Australia.

La operación, por la que también habían mostrado interés Iberdrola y Enel, se anunció ayer por 729 millones de dólares australianos, sujetos a posibles ajustes en función de los plazos de finalización, al rededor de 600 millones.

Una vez concluida la operación, Shell se convertirá en propietaria del negocio minorista, Powershop Australia, mientras que ICG pasará a ser propietaria de los activos de infraestructura (parques eólicos de Mt Mercer y Mt Millar, centrales hidroeléctricas de Hume, Burrinjuck y Keepit y activos de desarrollo).

La venta está sujeta a condiciones suspensivas como que Shell reciba la aprobación de inversión extranjera del Gobierno australiano. Se espera que la operación se complete en el primer trimestre de 2022.

Meridian seguirá estudiando la estructura de capital, la política de dividendos y las futuras oportunidades de reinversión de los ingresos que le genera esta operación y espera dar detalles en los resultados del 23 de febrero de 2022.

Lazard Australia ha actuado como asesor financiero de Meridian con respecto a esta transacción.

Shell ha realizado la adquisición a través de Mahell Energy Operations Pty Ltd, una filial que se quedará Powershop Australia, un negocio minorista de energía con más de 185.000 clientes.

El presidente de Shell Australia, Tony Nunan, dijo: "Shell lleva más de 120 años en Australia y tiene una orgullosa historia de proporcionar a los australianos la energía que necesitan para impulsar sus vidas. Con esta adquisición, Shell seguirá atendiendo las necesidades energéticas de nuestros clientes, esta vez en sus hogares". La adquisición de Powershop está en línea con la estrategia Powering Progress hacia un negocio energético integrado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.