Energía

Francia y Portugal dejaron de vender luz a España por el riesgo de apagón

  • Ribera espera que la electricidad baje en el segundo trimestre
  • Los precios en España siguen por encima de los europeos
Teresa Ribera, vicepresidenta de Transición Ecológica

La vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha aprovechado la bajada de los precios de la electricidad en el mercado mayorista para dar explicaciones del pico alcanzado durante los primeros quince días de enero. En su intervención tras el Consejo de ministros -acompañada por el ministro de Consumo, Alberto Garzón- Ribera no se refirió ni a la eliminación del impuesto del 7%, ni a una rebaja del IVA pero si recordó sus planes para lanzar el Fondo Nacional para la sostenibilidad del sistema eléctrico que permitirá trasladar el 13% del coste del recibo de la luz a los usuarios de gas y carburantes.

La ministra hizo pocas alusiones a los riesgos que vivió el sistema eléctrico español el pasado 8 de enero cuando Europa estuvo al borde de un gran apagón por los problemas que se iniciaron en la zona noroeste del continente, tal y como adelantó elEconomista el pasado viernes.

Red Eléctrica redujo al mediodía del 8 de enero la conexión con Francia para evitar que los problemas que se estaban produciendo llegaran a nuestro país. Francia e Italia tuvieron que desconectar a sus consumidores interrumpibles por una capacidad de 1,7 GW.

La situación de crisis vivida aquel día, con el precio más caro de la electricidad de la historia, llevó a que las importaciones desde Francia y Portugal se redujeran al mínimo para evitar una caída del sistema español si la evolución en el resto de Europa no era positiva.

A las 14 horas del día 8 de enero cuando se iniciaron los problemas, Francia redujo sus exportaciones a España desde los 3.385 MW que estaba entregando a las 13 horas hasta los 1.814 MW. Portugal, por su parte, aplicó un ajuste más radical y pasó de suministrar a España 1.691 MW a apenas 424 MW. Es decir, ambos países se reservaron un margen de maniobra rápido.

La demanda de 14 a 15 horas en España fue atendida por la eólica (9.454 MW), gas (7.932 MW), hidráulica (7.358 MW), nuclear (7.122 MW), carbón (2.026 MW), hidráulica fluyente (1.370 MW), solar (940 MW), biomasa (415 MW), residuos (328 MW) y fuel (222 MW).

Red Eléctrica tuvo que activar centrales para poder cubrir la demanda durante aquellas horas, lo que supone que se encarece el coste del sistema todavía más por los servicios de ajustes necesarios.

España ha sufrido durante la borrasca Filomena un total de 15.000 incidencias en el suministro eléctrico que tuvieron que ser atendidas por los equipos de distribución de las grandes compañías.

Superada la ola de frío, Ribera aseguró ayer que espera que la situación vuelva a la normalidad en el segundo trimestre y considera que las comparaciones deben hacerse en esos periodo, un extremo que el PSOE no aplicaba cuando estaba en la oposición y que el PP tampoco ha respetado ahora.

El mercado mayorista fijó ayer un precio de 51,66 euros/MWh, frente a los 49,13 euros de Francia o los 36,28 euros de Alemania pese a una reducción de la demanda del 5%, el doble de capacidad eólica y un precio del gas mucho más bajo.

En el mercado siguen pesando especialmente las incertidumbres en el suministro de gas natural. Según los datos de Mibgas, el precio se sitúa en 25,35 euros/ MWh frente a los 20,40 euros del TTF o los 20,59 del mercado francés PEG.

Los precios de gas natura siguen altos en Asia, pese a que también han ido suavizándose, al igual que la cotización de los derechos de emisión de CO2.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud