Energía

Capital Energy renueva su imagen para lanzar su negocio de comercialización

Capital Energy ha decidido renovar su imagen de marca para acompañar el proceso de rápido crecimiento que está viviendo en los últimos años y su reciente lanzamiento en el negocio de comercialización eléctrica, tal y como adelantó elEconomista.

Para ello, la compañía presidida por Juan Lasala, acaba de lanzar un nuevo logotipo que ha evolucionado sobreel propósito de la compañía: sostenible, innovadora, digital y poniendo la mirada en el papel que van a jugar las renovables en la transición energética.

Así, el proceso de rediseño tenía un objetivo claro: plasmar de forma efectiva la promesa de marca de respetar, cuidar y proteger el planeta. Con esa idea el símbolo figurativo del planeta Tierra, presente en el anterior logo, ha pasado a convertirse en un único conjunto, una representación más abstracta, abierta e inclusiva, según explica la empresa.

El nuevo logo viene acompañado además de un ejercicio para mejorar la legibilidad del nombre y favorecer su posicionamiento visual. Un nombre, Capital Energy, compuesto en dos líneas pero en un solo tono, que ayuda a transmitir mayor dinamismo y ritmo.

Recientemente, y gracias al lanzamiento de su comercializadora, Capital Energy ha culminado su objetivo estratégico de estar presente a lo largo de toda la cadena de valor de la generación renovable: desde la promoción -donde la compañía cuenta con una posición consolidada-, construcción, producción, almacenamiento y operación, hasta el suministro. El objetivo es llevar al consumidor final la energía 100% renovable.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.