Energía

Iberdrola se lleva Seguridad a Recursos Humanos, tras el caso Villarejo

  • Daniel Alcín asume el área de control para cerrar las cuentas y la estrategia
Foto: Archivo

Iberdrola acaba de llevar a cabo una leve reestructuración en su primera línea directiva. La eléctrica ha trasladado la responsabilidad sobre el control del departamento de Seguridad, que antes estaba en manos del director general de Finanzas y Recursos, José Sáinz Armada, a manos del director de Recursos Humanos, José Ángel Marra, después de las complicaciones judiciales que está afrontando la compañía por el caso Villarejo.

Asimismo, la empresa ha tenido que tomar una decisión, que califica de temporal, para poder cerrar las cuentas del año y preparar la revisión de su plan estratégico. Para ello, ha encargado las funciones de Juan Carlos Rebollo, director de Administración y Control, a Daniel Alcín, que se encuentra en el área de Sáinz Armada y cuenta con una amplia trayectoria internacional.

Alcín asumirá también las responsabilidades sobre riesgos, otra parte considerablemente importante.

Rebollo, por su parte, ha tenido que dejar las responsabilidades en la compañía por un tiempo por motivos personales.

Los responsables de Administración y Control de Iberdrola activaron el procedimiento de búsqueda de un presunto documento en el que se implicaba a la dirección de la compañía en el caso Villarejo, tras lo cual firmaron un acta indicando que no se reconoce ni la emisión ni la recepción del mismo, así como la inexistencia del documento en ninguna plataforma de Iberdrola.

Al mismo tiempo, Iberdrola envió un requerimiento al presunto firmante del documento publicado para que se pronuncie sobre su veracidad y comunique si dispone de cualquier información relacionada con Iberdrola de la cual la compañía no tenga constancia ni archivo.

Redes inteligentes

Por otro lado, i-DE, la compañía de distribución eléctrica de Iberdrola, y el Ayuntamiento de Madrid han acordado trabajar juntos en un plan para impulsar la transición energética hacia una ciudad neutra en emisiones, que se concretará en el desarrollo e implementación de un modelo smart city óptimo para Madrid.

El acuerdo se alcanza en un contexto en el que las redes eléctricas inteligentes se han convertido en una de las claves del proceso de descarbonización de la economía, favoreciendo la integración de la movilidad eléctrica y las renovables para un mix energético más limpio y descentralizado. De esta forma, el despliegue de la red eléctrica inteligente está permitiendo incorporar la traza neuronal de la red para promover un modelo de ciudad con servicios más eficientes y sostenibles.

El Ayuntamiento ha firmado también acuerdos con Naturgy y REE

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid desarrolla planes y programas de sostenibilidad en relación con la calidad del aire y el uso eficiente de la energía y tiene el compromiso de lograr un modelo de ciudad neutral en emisiones de gases de efecto invernadero y resiliente frente a los impactos climáticos, en el horizonte de 2050.

La alianza se rubricó el viernes entre el delegado del área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, y el director de la Región Madrid de i-DE, Efigenio Golvano. El Ayuntamiento ha firmado también acuerdos con Naturgy y REE.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0