Empresas y finanzas

Grandes empresas españolas en China: así funciona su negocio en el 'gigante asiático'

  • Inditex llegó a China en 2004 y ya cuenta con 588 tiendas físicas
  • Telefónica tiene un representante en el consejo de China Unicom
  • Alsa lleva trabajando en el país más de 30 años
Imagen: Dreamstime.

Las empresas españolas miran cada vez más a una China que apuesta por abrir su mercado, probablemente el mayor del mundo por número de potenciales consumidores, aunque la presencia en el país asiático viene de lejos. Los intercambios bilaterales entre ambos países, aunque bajos en comparación con otros europeos como Alemania, han seguido aumentando en 2018 hasta quedar cerca de los 33.200 millones de euros.

España, asimismo, es final de ruta del tren de mercancías entre Yiwu y Madrid, primera piedra de la iniciativa china de las "Nuevas Rutas de la Seda", cuyo primer servicio llegó a la capital española en 2014 tras tres semanas y más de 13.000 kilómetros de viaje.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, ha efectuado una visita de cinco días a China en la que ha recorrido instalaciones de empresas españolas y de firmas chinas que cooperan con compañías de España.

En esta red creciente de relaciones económicas con China, desgranamos cuáles son las grandes empresas españolas establecidas en el 'gigante asiático'. 

Telefónica

Cuenta con una participación del 0,59% en la empresa estatal de las telecomunicaciones China Unicom, en cuyo consejo hay un representante de Telefónica.

Además cuenta con una participación del 37,5% en Smart Steps Technology, una compañía especializada en la oferta de servicios de inteligencia de datos ('big data') para el sector corporativo en China, en la que participan también la propia China Unicom (45,8 %) y JD Digits (16,7 %).

Repsol

Está presente en China con el negocio de química desde 1999, participando en Dynasol, compañía especializada en el caucho sintético y productor global con plantas en Europa, América y Asia.

Ese mismo año Dynasol puso en marcha dos nuevas plantas en China a través de empresas conjuntas al 50% con los socios chinos Shanxi Northern Xing'an Chemical Industry y Jiangsu GPRO Group.

Inditex

Llegada a China en 2004, ya cuenta con 588 tiendas físicas (179 Zara, 69 Pull&Bear, 87 Massimo Dutti, 66 Bershka, 49 Stradivarius, 88 Oysho y 50 Zara Home) en el país, que se ha convertido en su mayor mercado exterior por número de establecimientos y en el que trabaja con 425 proveedores y 1.866 fábricas.

Zara, la principal marca del grupo, empezó a vender en línea en 2012 con una tienda propia y dos años después también introdujo sus productos en la plataforma de comercio electrónico Tmall, propiedad de Alibaba. En 2018, China supuso el 8,2% del beneficio bruto total del grupo: 364 millones de euros.

Técnicas Reunidas

La compañía lleva trabajando durante más de 20 años en el país, donde ha realizado una veintena de proyectos. Entre ellos destacan los que llevados a cabo con la petrolera estatal Cnooc para construir una planta de gas licuado en la provincia china de Cantón (sureste) por 140 millones de dólares, o con Shell para la construcción y diseño de una planta petroquímica por 80 millones.

Alsa

La compañía de transportes lleva más de 30 años en China, donde llegó a mediados de los 80 con una compañía de taxis en Shenzhen (sureste) antes de ir extendiendo su negocio a autobuses, autocares y servicios de mantenimiento en otras ciudades del país.

Pionera en implantar los servicios de autobús con horarios fijos, en 2013 inauguró el intercambiador central de transportes de la ciudad de Tianjín (noreste) para dar servicios de gestión a viajeros de tren, metro y autobús en esta urbe portuaria.

Siemens Gamesa

Presente en China desde hace 30 años, ha instalado cerca de 5.200 megavatios (MW) en el país gracias a contratos como el firmado el pasado mes de febrero con la estatal china SPIC, una de las principales eléctricas, para el suministro de seis aerogeneradores con una potencia flexible de 3,65 MW.

Además, se adjudicó dos nuevos contratos para suministrar 96 MW a las chinas Datang y General Nuclear Power, otros 34 MW para un parque situado en la provincia de Hubei (centro), así como el suministro de 150 aerogeneradores que suman 300 megavatios (MW) en uno de los mayores pedidos de su historia en el país asiático.

Cepsa

En 2015 inauguró en Shanghái (este) su primera planta química en Asia, desde la que produce fenol -del que China es el mayor consumidor del mundo- y acetona, materias primas utilizadas para crear plásticos de última generación.

De hecho, durante la apertura de esas instalaciones, directivos de la compañía afirmaron que el objetivo sería ampliarlas y crear otra segunda planta petroquímica en Pekín, Tianjín o Shanghái.

Meliá

Tiene cinco hoteles en China: dos en Shanghái, uno en Zhengzhou (centro), uno en Jinan (este) y otro en Xi'an (centro).

La cadena hotelera reforzó recientemente su estrategia en el país fortaleciendo su colaboración con Ctrip, la mayor agencia de viajes en línea, con una tienda virtual para viajeros chinos desde la que podrán reservar estancias en más de 400 de sus establecimientos.

Gestamp

El fabricante de componentes para automóviles cuenta con una fuerte presencia en el país asiático, donde tiene 11 instalaciones de producción y 2 centros de I+D tras abrir una planta en Tianjín a finales de 2018 junto a su socio local BHAP, filial del Grupo BAIC, uno de los mayores fabricantes de vehículos de China.

De hecho, la dirección afirma que la estrategia de la compañía para el futuro estará condicionada por el crecimiento en Asia y, especialmente, en China, donde ven un "gran potencial".

El Corte Inglés

Firmó un acuerdo con Alibaba para, entre otras cosas, vender sus productos y marcas a través del portal chino Tmall y del internacional AliExpress -con el que pronto comenzará a vender en Rusia y Europa Central-.

La marca no está centrada solamente en la presencia en el mercado chino sino en la generación de una marca reconocible para los turistas del país asiático que visiten España, a los que busca atraer a centros como el de Castellana (Madrid) con personal que habla mandarín o métodos de pago ampliamente utilizados en China como Alipay.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin