Empresas y finanzas

La muerte de un repartidor de Glovo en Barcelona desata las protestas por la precariedad del sector: "Somos los nuevos esclavos del siglo XXI"

  • El rider nepalí, de 22 años, falleció en la madrugada del sábado en Barcelona
  • Unos 100 repartidores de Glovo se han concentrado este domingo

Unos 100 repartidores de Glovo se han concentrado este domingo por la tarde frente a una sede de la empresa en Barcelona para protestar por la muerte de un compañero -nepalí de 22 años- el sábado por la noche con su bicicleta, en un accidente de tráfico con un camión de basura implicado.

Los trabajadores, convocados por Riders por Derechos, han prendido fuego a mochilas de Glovo en la calle Pallars y han amontonado sus bicicletas impidiendo el tráfico en la calle. También han lanzado huevos a la fachada además de poner flores y velas frente a esta sede de Glovo en la ciudad, en una concentración en la que había presencia de los Mossos d'Esquadra, dos dotaciones de la Brimo y otra de Bomberos de Barcelona.

"Sabíamos que esto pasaría antes o después porque este modelo de negocio te obliga a trabajar muchas horas"

"Sabíamos que esto pasaría antes o después porque este modelo de negocio te obliga a trabajar muchas horas", ha dicho a Efe Javier Morata, extrabajador de la empresa de reparto en bicicleta. "Somos los nuevos esclavos del siglo XXI. Trabajamos en condiciones indignas y el cansancio provoca accidentes", ha señalado un repartidor nepalí, que ha asegurado que conocía al fallecido y que era compatriota suyo.

"Los inmigrantes todavía cobran menos que los nacionales -ha aclarado Morata-, porque como no tienen papeles no facturan directamente a la empresa sino que lo hacen a través de intermediarios que se llevan una comisión".

Concentraciones

El portavoz de 'riders' autónomos de España, Mario di Palma, ha declarado a los periodistas que este lunes habrá otra concentración, a las 12 en la sede principal de Glovo en Barcelona, en la calle Pujades.

En la protesta también han estado miembros del colectivo Mensakas; el portavoz de Élite Taxi, Tito Álvarez; miembros del sindicato IAC, y trabajadores de otras empresas de reparto como Deliveroo, Uber Eats, Just Eat y Stuart.

Durante la concentración dos manifestantes han entrado en un edificio en que hay otras oficinas de Glovo, por lo que los Mossos d'Esquadra han entrado tras ellos y se han quedado protegiendo la puerta del inmueble, mientras sus compañeros les han pedido que les dejen irse. Minutos antes los Mossos han dejado marchar a los dos manifestantes que habían entrado en la sede y la protesta se ha disuelto, llamando a participar nuevamente este lunes.

"La precariedad"

Los concentrados protestan por "la precariedad" de su trabajo, en el que ven su salud mermada, ha explicado a los periodistas el extrabajador de Glovo Javier Morata, que ha relatado que estuvo año y medio trabajando en esta empresa pero que tuvo que dejarlo.

"Sabíamos que un día u otro esto pasaría, con las condiciones laborales en las que trabajamos", según Morata, que ha destacado que muchos trabajadores son extranjeros y no conocen la ciudad ni el idioma pero les resulta fácil trabajar en este tipo de empresas porque solo necesitan tener una bicicleta y darse de alta de autónomos por 50 euros, ha concretado.

"Para ellos eres un número. Este chico que ha muerto hoy ¡qué más les da! si mañana harán una formación y entrarán 20 más como este chico", ha dicho el extrabajador, que ha criticado que no se preocupan por ellos y se desvinculan de su responsabilidad, contratando un seguro mínimo, según él.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Pero cuanto puedes pretender cobrar siendo repartidos de Kebab o similares...

Puntuación 6
#1
RODOLFO ZALAYA ZUBIZARRETA
A Favor
En Contra

Los repartidores de "Glovo!" deberían circular por el carril bici. Y no lo hacen. Circulan siempre por los carriles de los coches.

Lo raro es que no se hayan muerto todos los repartidores de "Glovo!", yendo siempre a lo loco, entre coches, furgonetas, camiones y autobuses.

Si tienen tanta prisa, por el carril bici también se va deprisa. Es innecesario arriesgar tu vida metiéndote entre los coches. ¡Teniendo tantos carriles bicis como tenemos en Barcelona!

Aquí, el único responsable de este accidente mortal es el propio repartidor de "Glovo!" que ha perdido tontamente su vida. Se le está bien empleado por incumplir las normas de circulación.

Yo también soy ciclista. No reparto nada. ¡Pero siempre voy por el carril bici! ¡No voy por las aceras ni circulo por los carriles de los coches y autobuses! ¿A quién se le ocurre?

Puntuación -2
#2
C@C@ToD@S
A Favor
En Contra

Pues esperar a que lleguen los drones, que os van a calentar los.. profiteroles!! jaja

Puntuación 0
#3