Empresas y finanzas

Las tres principales aerolíneas chinas reclaman a Boeing por el parón de los 737 MAX

Las tres principales aerolíneas chinas han reclamado indemnizaciones al grupo aeronáutico Boeing por las pérdidas resultantes de tener que dejar en tierra sus aeronaves 737 MAX después de que el Gobierno suspendiera su uso tras el accidente de Ethiopian Airlines que causó 157 muertos el 10 de marzo.

Según informa este miércoles la agencia estatal Xinhua, China Southern y la aerolínea de bandera Air China se han sumado hoy a China Eastern, que formalizó ayer la reclamación, que atañe a los retrasos en la entrega de nuevos aparatos de este modelo, cuya seguridad quedó en entredicho tras lo sucedido en Etiopía.

China Southern, principal aerolínea del país por volumen de pasajeros y que posee 24 aparatos 737 MAX, ha reclamado a la estadounidense Boeing negociar a la máxima brevedad un plan de indemnización.

Los datos de Xinhua indican que China Eastern cuenta con 14 de estos modelos, mientras que el portal de noticias económicas Caixin agrega que Air China tiene otros 15.

China Eastern, segunda aerolínea del país, ya había adelantado el 11 de abril que reclamaría una indemnización a Boeing; aunque no ofreció cifras concretas de pérdidas, apuntó entonces que el impacto sobre su capacidad de transporte de pasajeros no fue excesivamente alto, ya que la suspensión entró en vigor tras el Año Nuevo lunar, principal época vacacional del año en el país asiático.

Sustitución por Airbus

La aerolínea explicó que había sustituido los 737 MAX afectados por A320 del europeo Airbus, competidor de Boeing.

Los accidentes de los vuelos 610 de la aerolínea indonesia de bajo coste Lion Air, en octubre de 2018, y del 302 de Ethiopian, el pasado marzo, han desencadenado una crisis en la empresa aeronáutica estadounidense, que ha interrumpido las entregas del 737 MAX, vetado en los espacios aéreos de prácticamente todo el mundo y que ha alterado las operaciones de numerosas aerolíneas.

Los investigadores creen que un sensor fallido activó un sistema de control de vuelo en los dos aviones que terminó provocando su caída.

Boeing, cuyas acciones han perdido más de un 15% de su valor desde el día del accidente de Ethiopian, anunció el pasado día 16 que había completado la actualización del software de los 737 MAX y que había finalizado las pruebas de vuelo, de más de 360 horas, en preparación para que los aparatos puedan volver a volar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0