Empresas y finanzas

Orcel advierte que no dejará pasar el conflicto con Santander por su fichaje

  • El italiano dice que el banco conocía los términos de la contratación
Andrea Orcel

El banquero Andrea Orcel habla por primera vez tras su fichaje frustrado como consejero delegado del Santander. El italiano ha asegurado que no dejará pasar el conflicto con el banco, en una entrevista concedida al periódico británico Financial Times. "No se me conoce por ser una persona que deja pasar las cosas, sobre todo cuando pienso que no es lo correcto. No solo por mí. Imagine que esto le ocurre a una persona con menos visibilidad que yo. No es lo correcto", declaró a la publicación.

Orcel corroboró en primera persona que ha puesto el asunto en manos de sus abogados. El pasado marzo se conoció que ha contratado al despacho español De Carlos Remón. "Les he dicho que habrá decisiones críticas, así que tendrán que llamarme, pero su principal objetivo es que ellos lleven el caso a su conclusión natural", aseguró. Además, añadió que no quiere estar "de guardia" todos los días, uno de los retos que se ha propuesto en su nueva vida.

El Santander echó marcha atrás a la contratación de Orcel como consejero delegado el pasado mes de enero bajo el argumento de que debía pagar un compensación al banquero procedente de UBS de más de 50 millones por su marcha del banco de inversión. El grupo cántabro consideró injustificable este elevado bonus ante el consejo de administración y los accionistas. Según aseguró Orcel en la entrevista, el Santander conocía los términos económicos y no económicos de la operación. "Esta no es una situación en la que contratas a una persona y luego te das cuenta de que es diferente", dijo. El banquero aseguró que iniciará una batalla legal contra la entidad porque no quiere "ser rehén de esta terrible situación".

Seis meses sin empleo

Andrea Orcel lleva seis meses sin trabajo desde que dejó su cargo en la filial de UBSen Londres con la intención de incorporarse al grupo cántabro. Según declaró, es la primera vez en 30 años que no tiene empleo.

La entrevista con Financial Times se desarrolló en el restaurante vasco Lurra, ubicado en el centro de Londres. Según declaró, la primera reacción que tuvo al conocer el paso atrás del Santander "fue sorpresa, tristeza y desilusión".

Orcel lleva amenazando desde enero con llevar al Santander ante los tribunales, hecho que aún no se ha confirmado. El banco reconoció en febrero que anunció su contratación de forma apresurada tras la presión de UBS de hacerlo público antes del encuentro que iba a mantener en otoño con los inversores. Inicialmente, la entidad, UBS y Orcel llegaron a un acuerdo por el que el italiano aceptaba renunciar a parte de la retribución en diferido que le correspondía, la entidad suiza abonaría otra parte y el banco asumiría una tercera cantidad. Sin embargo, las tornas cambiaron por parte de UBS, que pasó de ver al Santander como un cliente a un competidor y, acogiéndose a la cláusula de no competencia firmada por el italiano, se opuso a asumir cualquier tipo de compensación.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin