Empresas y finanzas

Santander culmina este fin de semana la integración de Popular en Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco

  • La integración en toda España se prevé antes del mes de julio

Banco Santander completará este fin de semana la integración tecnológica en la plataforma del grupo de las oficinas de Popular en Galicia, Cantabria, Asturias y País Vasco, según confirman fuentes de la entidad.

En concreto, el domingo Santander habrá integrado un total de 325 oficinas procedentes de la red de Banco Popular y Banco Pastor, que representan el 17% de los clientes migrados.

En el momento de la adquisición en junio de 2017, Santander estimó que completaría la integración de las 1.500 oficinas de Popular en España en dos años. Desde el banco afirman que el proceso avanza satisfactoriamente y según los plazos previstos, por lo que la integración de todo el territorio nacional culminará previsiblemente el próximo mes de julio.

El grupo decidió acometer la integración tecnológica en nueve fases. La primera se inició el pasado mes de noviembre en Galicia, una región en la que está pendiente de migración tecnológica alrededor de 80 oficinas.

Según las fuentes consultadas, la entidad decidió empezar poco a poco el proceso de integración y escogió Galicia por su complejidad, ya que contaba con clientes particulares, empresas y pymes tanto de Popular como de Banco Pastor.

Debido a que no se ha topado con ningún inconveniente en el camino, la integración ha cogido velocidad y este fin de semana, en la que es la cuarta oleada, se integrarán 200 oficinas más: las cerca de 80 sucursales restantes en Galicia y todas las de Asturias, Cantabria y País Vasco. Según los planes de la entidad, la integración continuará en Cataluña.

Así, a partir del lunes 18 de marzo operarán bajo los sistemas informáticos de Santander un total de 325 oficinas procedentes de la entidad que el grupo presidido por Ana Botín compró al simbólico precio de un euro tras su resolución en junio de 2017.

Popular y Pastor desaparecerán

Banco Popular desapareció como entidad jurídica el pasado mes de septiembre, momento en que todas las oficinas pasaron a añadir en sus rótulos la firma Santander. La intención es que las marcas Popular y Pastor desaparezcan, pero no es hasta que se completa la integración tecnológica en una oficina cuando el grupo cambia el cartel de la sucursal por el del resto de oficinas de Santander.

De esta manera, en Galicia ahora los usuarios pueden encontrarse con dos oficinas de Banco Santander a pocos metros de distancia, pero hasta que no finalice la integración de toda la red en España este verano no se iniciará el proceso de reestructuración de oficinas.

No obstante, fuentes sindicales y financieras consultadas por Europa Press no descartan que las conversaciones entre la entidad y los sindicatos se inicien antes, probablemente tras la presentación del nuevo plan estratégico 2019-2021 del grupo el 3 de abril en Londres.

En este sentido, los más de 30.000 empleados de Banco Santander en España confían en que el banco respetará el Protocolo de Fusión firmado el pasado mes de noviembre a la hora de ejecutar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

En este documento, la entidad se compromete a no recurrir a los artículos de movilidad geográfica, modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo y despido colectivo del Estatuto de los Trabajadores sin previo proceso de diálogo y participación sindical en búsqueda de soluciones consensuadas, renunciando de forma expresa a la toma de medidas traumáticas en procesos de reorganización por la absorción del Popular.

En cualquier caso, aún no existe un número oficial de empleados afectados por el ERE, aunque varios medios hablan de un recorte de entre 3.000 y 4.000 personas por el cierre de más de 1.000 sucursales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Teudis Carmona
A Favor
En Contra

EXPROPIACIÓN/VENTA DEL POPULAR:¿No hubiera sido más fácil pagar un precio justo a los accionistas y deudores del B. Popular?. Entendemos por precio justo en este momento (y no en aquel momento que todo el mundo pensaba que el banco seria comprado o se uniría a otro de forma que recibiría una gran valoración-lo que ocurrió fue que las mafias bajistas hundieron el valor en bolsa y fue rematado por la retirada de grandes cantidades de fondo por parte de CCAA, Ayuntamientos y SS, todas puestas de acuerdo con lo que dejaron sin liquidez a la entidad, mediando una campaña de desprestigio de la entidad con informenes falsos,rumores tendenciosos..).El precio justo ahora debe ser que se pague a cada accionista y tenedor de deuda su inversion en el popular:1º.-Bien en metalico.2º.-Bien en acciones valorando la inversion de cada cual, al precio de la accion del Santander en la fecha exacta de la incautacion del banco popular. De no ser así tendrá consecuencias en los tribunales, en la esfera social. ¿No es mejor esto para las autoridades que el robo de los ahorros de toda la vida de más de 400.000 familias?

La expropiación y venta del B. Popular esta considerado el mayor robo ocurrido en Europa después de la Segunda Guerra Mundial. El banco popular fue sometido a una mala gestión y presentaba problemas, los mismos problemas que la banca Italiana, Alemana, Francesa,..las cajas españolas,..y ninguno supuso un robo a accionistas y bonistas. El nuevo mecanismo aplicado al popular por la autoridad europea tiene las siguientes consecuencias: 1ª.-que los antiguos accionista en el mejor de los casos después de pleitear recuperaran parte de su inversión. Tendrán que pagar letrados, la inversión después de una década sin dividendos, tendrá perdida de desvalorización.2ª.- El B.Santander dispondrá por la suma de 1 € de los Ahorros de toda la vida de mas de 400 mil familias, para poder superar las posibles consecuencias del Brexit. Venderá las muchas propiedades del B. Popular, para comprar nuevos productos estratégicos, para los intereses del banco.3º.- Los accionistas del B.Santander no sufrirán las consecuencias del Brexit, los del Popular si. Los grandes accionistas árabes del santander serán los beneficiados.

Puntuación 0
#1
nicaso
A Favor
En Contra

Poco se recuperará, si es que se recupera algo, de lo que es una actuación abusiva e incomprensible. Si el problema del Popular era la liquidez y no la solvencia su final no tiene explicación. Como danmificado no acudí a los tribunales porque creo que es una pérdida de tiempo y unos posibles gastos añadidos. El Santander hizo mal en aprovecharse de la situación y me temo que se le atragante. La actuación por parte de autoridades económicas y políticas no se entiende porque el sector bancario está regulado y controlado hasta las cejas. Por otra parte, 300.000 accionistas y familias son muchos para np pasarle factura al partido gobernante en el momento, así le van las encuestas.

Puntuación 1
#2
Chirivías
A Favor
En Contra

Teniendo en cuenta el tamaño de las entidades implicadas, se trata de un verdadero éxito por parte de todos los implicados. No hay mas que fijarse en que se está haciendo por zonas geográficas, dada la complejidad inherente al proceso.

Puntuación 0
#3