Empresas y finanzas

Magnum comprará la plataforma de recobro de deuda Cobralia

  • Es la tercera compra que realiza en lo que va de año
Ángel Corcóstegui, uno de los fundadores de Magnum Capital.

La gestora española de capital privado Magnum sigue avanzando en su estrategia de crear una plataforma de gestión de procedimientos judiciales. Según han explicado fuentes financieras a elEconomista, el fondo ultima la compra de Cobralia, una de las firmas más relevantes de España, al gestionar más de 5.200 millones.

Esta compañía, que cuenta con una facturación superior a los 12 millones de euros, proporciona sus servicios a entidades financieras -siendo muy relevante sus contratos con Caixabank y BBVA-, así como a fondos de inversión y utilities. En concreto, facilita desde servicios de asesoramiento en la gestión integral en la compra/ventas de carteras y realización de due diligence, hasta tareas de recuperación judicial como tal. En la actualidad, Cobralia gestiona más de 525.000 expedientes y cuenta con una plantilla que supera los 225 empleados.

Con esta operación, la gestora, fundada por Ángel Corcóstegui, Enrique de Leyva y Joao Talone, refuerza su apuesta por el negocio de recobro de deuda, que todavía está muy atomizado, ya que, por un lado, se encuentra en manos de grandes fondos de inversión internacionales y, por otro, en manos de empresas especializadas en esta industria. Cabe recordar que Magnum cerró la adquisición hace escasos días de Lexer, el negocio de gestión masiva de procedimientos del despacho de abogados Broseta, según publicó El Confidencial.

Posición compradora

De hecho, en los últimos meses esta gestora española ha estado muy activa a nivel de adquisiciones, cerrando también su entrada en el Hospital Virgen de la Caridad de Murcia a principios de este año. Antes de verano concluyó también su entrada con una posición mayoritaria en la teleco Aire Networks, con el objetivo de impulsar su crecimiento internacional.

A principios del pasado año, la gestora española entró en el accionariado de Roq, el líder de serigrafía en la Península Ibérica, en una operación en la que coinvirtió con Alantra. Pocas semanas antes, lo hizo también en Indiba, firma especializada en tecnologías para la industria sanitaria.

Estas operaciones le han permitido tener prácticamente invertido su último vehículo de inversión para el capital privado, que cerró en el año 2017 con compromisos por valor de 400 millones. Por el momento, la única desinversión de este fondo -el segundo que lanzó la gestora- ha sido la venta del Orliman a Cinfa. Magnum está en preparativos de lanzar su tercer fondo de inversión.

Si por algo se caracteriza esta gestora es por las altas plusvalías que consigue en la salida de sus participadas, como demostró con compañías como el fabricante de perfumes Iberchem -que acabó en manos de Eurazeo por 400 millones-, los colegios Nace -que compró Providence por 300 millones- o Iberwind, por unos 300 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint