Empresas y finanzas

Sacyr, Corsair y APG se blindan con un auto contra Globalvia por Itínere

  • La jueza levantó las cautelares porque la concesionaria ocultó datos
Foto: Archivo.

Sacyr, Corsair y APG tienen el pleno convencimiento de que la batalla judicial que pretende prolongar Globalvia por Itínere no tiene fundamento de derecho alguno. Coinciden basándose en la sentencia que un tribunal de Madrid emitió el pasado 14 de febrero en la que la jueza levantó las medidas cautelares que previamente, en septiembre pasado, se habían impuesto, a instancias de Globalvia, para que Sacyr no pudiera vender su participación a los fondos.

Además de alzar las medidas cautelares, la jueza condena a Globalvia al pago de las costas causadas y a la indemnización por daños y perjuicios a Sacyr. La sentencia se apoya en que cuando solicitó las cautelares la concesionaria solo aludió al pacto para que Abanca, Kutxabank y Sacyr no pudieran vender a un tercero y en caso contrario Globalvia tendría derecho a una compensación de 100 millones. Sin embargo, con posterioridad se presentó la denomiinada carta de pago compensatoria, también firmada por todas las partes, por la que Sacyr tendría que pagar 7 millones en el caso de que se ejerciera un derecho de adquisirción preferente por parte de algún accionista, como ha sido el caso. Si Globalvia hubiera presentado el documento desde el principio, las cautelares no se habrían concedido y Sacyr habría vendido a Corsair y APG.

Larga batalla

Tras el levantamiento de las cautelares, Globalvia recurrió a la Corte de Arbitraje de Madrid para que prohibiera a Gateway Infrastructure Investments, el fondo a través del que Corsair instrumentaba su participación del 38% en Itínere, comprar la participación de Sacyr ni ceder los derechos sobre la participación, ni por tanto el de compra preferente, a un tercero.

Sin embargo, Gateway arguyó que en septiembre de 2018 transmitió dichos derechos a Itínere Investco, un fondo también gestionado por Corsair y en el que la posición de APG es mayoritaria. El árbitro, en su decisión, señala que "puede prohibir a Gateway" adquirir la participación de Sacyr, y así lo hace. No obstante, reconoce que el Tribunal "no puede prohibir a Gateway llevar a cabo una designación o cesión que parecería haber tenido lugar varios meses antes", por lo que "no podría impedir a Itínere Investco adquirir la participación de Sacyr", expone.

Admite, finalmente, que "únicamente puede prohibir a Gateway adquirir la participación de Sacyr e instar a que, en la medida de sus posibilidades, evite la adquisición por un tercero (sea este Itínere Investco u otro) designado por Gateway o al que haya cedido su derecho de primera oferta sobre dicha participación".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin