Empresas y finanzas

IAG se prepara para afrontar un Brexit duro: "Ninguna aerolínea dejará de volar"

  • Iberia cierra un año histórico tras ganar un 16% más y acelera su crecimiento

IAG no tiene miedo a un Brexit duro pese a que la libre operativa de Iberia, Vueling y Aer Lingus está en el punto de mira de Bruselas porque el holding corre el riesgo de dejar de ser considerada una empresa de la Unión Europea si Reino Unido abandona la unión sin acuerdo. Durante una conferencia de prensa telefónica, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, dejó claro que el grupo está preparado para afrontar cualquier escenario de ruptura y que, pase lo que pase, "ninguna aerolínea dejará de volar". "No creemos que llegue a producirse un escenario de Brexit duro pero si ocurre, estamos preparados", aseguró Walsh.

En este punto, el jefe del holding aéreo explicó que siguen "evaluando y preparándose para los posibles cambios" que se produzcan tras la salida de Reino Unido de la comunidad europea y que "aplicará el plan apropiado en el momento oportuno".

"Estamos evaluando y preparándonos para los posibles cambios que se produzcan tras la salida de Reino Unido"

"No haremos nada hasta que no se conozca el desenlace definitivo", sentenció Walsh cuyo consejo de administración ya ha dado un primer paso para blindar su europeidad al limitar al 47,5% el capital que puede estar en manos de accionistas extracomunitarios. Una decisión que ha llevado a la dueña de Iberia a abandonar el 1 de marzo el índice mundial de referencia MSCI.

En este punto, el directivo se ha negado a hacer público el peso de los accionistas británicos en su capital y a asegurado que se están estudiando diferentes opciones para asegurar el cumplimiento de los requisitos de capital y control de la UE antes de obligar a los inversores de Reino Unido a deshacer posiciones en el capital del holding.

Y es que, si Gran Bretaña sale de la unión sin acuerdo será considerado país extranjero o tercer país por lo que el peso de los accionistas no comunitarios en IAG subirá hasta superar el 50%, lo que haría que la dueña de Iberia dejara de ser considerara por Bruselas como aerolínea comunitaria y perdería el derecho a volar libremente por el Viejo Continente (acuerdo de cielos abiertos). Eso podría dejar en tierra a Iberia, Vueling, Level y Aer Lingus.

British Airways es la única que tiene asegurada toda su operativa europea 

Así, la única que tiene asegurada la operativa, a falta de se firme el acuerdo oficialmente con el gobierno de Theresa May, es British Airways, que aporta el 60 por ciento del beneficio del grupo. Y es que, la UE yReino Unido ya acordaron mantener la libertad aérea entre las islas británicas y cualquier país del continente durante un año para dar tiempo a firmar acuerdos bilaterales y el ejecutivo de Theresa May ya los ha firmado con EEUU.

En este punto, Walsh ha reiterado su confianza en que finalmente se alcance un acuerdo amplio en materia de transporte entre la UE y el Reino Unido tras asegurar que son "una compañía española, con sede social en Madrid y oficinas centrales en Londres".

En cualquier caso, los planes de crecimiento presentados con IAG de cara a 2019 dejan claro que el grupo confía en que seguirán operando sin problema ya que ha anunciado la compra de 18 Boeing 777-9 por unos 7.956 millones de dólares a precio de catálogo y ha pactado una opción de compra para otros 28 por unos 12.376 millones de dólares. Los aviones, los más caros de la lista de Boeing, servirán para jubilar 14 aviones 747.

Año histórico para Iberia

Más allá de los riesgos del Brexit, el holding ha cerrado un buen año tras ganar un 44,2%. Del grupo, la aerolínea que mejor ha sorteado la incertidumbre política, el alza del precio del combustible y el aumento de la competencia ha sido Iberia, que pese a ser la segunda compañía más importante del grupo, es la que más ha crecido. La aerolínea de bandera de España ha logrado un resultado histórico tras obtener un beneficio operativo de 437 millones de euros, un 16,2% más.

En esta línea, sus ingresos han crecido un 6,6% hasta los 5.182 millones de euros. Así, el aumento de la ocupación y del número de pasajeros y el ajuste de los costes les ha permitido compensar el descenso de los precios de los billetes llevado a cabo para competir con las aerolíneas de bajo coste y largo radio.

Dentro de la estrategia de IAG de reforzar las rutas transoceánicas en detrimento de los vuelos intraeuropeos, Iberia tiene un papel importante ya que se espera que crezca un 8,8 por ciento en todo el año. El grueso de su crecimiento se va a realizar este primer trimestre, cuando prevé incrementar su capacidad un 11,8%. Según explica Luis Gallego, presidente de Iberia, el grueso del crecimiento se concentrará en América Latina, donde prevén reforzar las rutas que ya operan con más frecuencias y oferta de asientos. Así, no está previsto abrir nuevos destinos en América tras la expansión cerrada en 2018 y sólo se inaugurarán algunas rutas en el medio radio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0