Empresas y finanzas

Liberbank valora desoír la oferta de Abanca y cerrar la fusión con Unicaja

  • Permitir al gallego iniciar la 'due diligence' frenaría el proceso con el andaluz

La semana va a ser complicada para los equipos directivos de Liberbank y Unicaja. El viernes, a última hora de la tarde y después de que el banco asturiano hubiera defendido que solo estudiaba una operación corporativa, que era la fusión con el andaluz, Abanca dio un paso más y presentó formalmente una oferta al consejo, supeditada al inicio de una due-diligence, que concluiría, como máximo 3 semanas después. Eso sí, exige una respuesta antes del 1 de marzo, si no, la retirará.

La tipología de la oferta de Abanca -pagadera en un 75% en efectivo y que valora a Liberbank en 1.700 millones de euros- es un hándicap para el consejo, ya que, teóricamente, sería económicamente más atractiva que la absorción que plantearía Unicaja.

Así, aunque no es firme, el banco presidido por Juan Carlos Escotet ha puesto al consejo de Liberbank en una situación compleja, porque si opta a abrir sus libros al equipo del gallego, el proceso en el que trabaja con Unicaja desde hace meses podría quedarse en un cajón; sin tampoco tener la seguridad de que, tras dicho proceso, la oferta fuera a ser exactamente la misma, cuál va a ser la estructura corporativa, o las intenciones reales de Abanca.

El Comercio, destacaba este fin de semana que el equipo directivo de Liberbank sería más proclive a rechazar el acercamiento de Abanca, que a aceptarlo y que preferirirían seguir con el proyecto de integración con Unicaja. A lo largo de estos meses de negociaciones, las dos entidades habían llegado a un acuerdo no escrito, que pasaría por dar la presidencia del nuevo grupo a Unicaja y que Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank, mantuviera su puesto.

En el caso de que Abanca adquiera al asturiano, parece poco probable que le otorgue ese lugar. EFE, por su parte, apuntaba ayer que el consejo de Liberbank rechazaría la oferta, tanto "por su falta de rigor", como por no asegurar las vías de financiación, y por buscar obtener información confidencial de un competidor. Fundación Bancaria Cajastur, primer accionista de Liberbank, negaría cualquier tipo de contacto con Abanca. No obstante, según la prensa gallega, desoír el acercamiento de Abanca, podría acabar generando demandas de algunos accionistas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin