Empresas y finanzas

Sacyr y Globalvia se citan en el juzgado el día 1 por Itínere

  • El juez decidirá si la constructora puede vender su 15,5% a Corsair
Foto: Archivo.

Sacyr y Globalvia se verán las caras en los juzgados el próximo viernes, 1 de febrero, por la venta de Itínere. Se trata de una vista clave tras la cual el juez tendrá que dilucidar si mantiene o levanta las medidas cautelares que ejecutó a petición del grupo que preside Juan Béjar en septiembre para impedir a la constructora que vendiera su participación en la concesionaria de autopistas a Corsair y APG.

Tres son las decisiones que puede adoptar el magistrado: levantar las cautelares, mantenerlas o modificarlas e imponer alguna condición, según explican fuentes conocedoras del proceso. La primera opción daría carta libre a Sacyr para traspasar su participación, del 15,5% a los fondos. Un paquete que, a los precios de las ofertas que formularon tanto Corsair y APG como Globalvia, alcanza un valor de 201,5 millones de euros. En el supuesto de que las mantenga, el proceso legal seguiría su curso.

Globalvia presentó el pasado mes de octubre una demanda en el juzgado de primera instancia número 82 de Madrid contra Sacyr en la que reclama que cumpla el acuerdo que firmaron en julio del año pasado por el que Globalvia adquiriría conjuntamente y de manera indivisible las participaciones de Abanca (23,8%), Kutxabank (16,3%) y Sacyr (15,5%) en Itínere. El incumplimiento del mismo, según la demandante, implica una compensación de 100 millones de euros.

Globalvia presentó la demanda después de que el juez ejecutara las medidas cautelares solicitadas previamente por la compañía para impedir que Sacyr pudiera vender su participación a Corsair y APG, que habían trasladado, por su parte, el ejercicio de su derecho preferente sobre las acciones de la constructora y de Liberbank, de manera que tomarían el control del 59,2% del capital de Itínere.

Sacyr se negaba

La demanda de Globalvia se precipitó ante la negativa de Sacyr a firmar la venta de su participación en Itínere, frente a lo que hicieron Abanca y Kutxabank. El grupo que preside Manuel Manrique expuso las cautelares que paralelamente había admitido la Corte de Arbitraje de Madrid a instancias de Corsair con el mismo objetivo de evitar que la constructora vendiera a Globalvia. Igual argumento utilizó en septiembre para no traspasar sus acciones a los fondos. Sobre el proceso arbitral aún no hay novedades.

A pesar de que el acuerdo con Abanca, Kutxabank y Sacyr implicaba la obligación de la compraventa conjunta, Globalvia adquirió el 40,1% que sumaban los bancos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin