Empresas y finanzas

Telefónica confirma que está negociando la venta de sus filiales en Centroamérica

Foto: Archivo

Telefónica ha confirmado ayer que se encuentra en "proceso de negociación" para la venta de sus activos en Centroamérica, tal y como adelantó elEconomista el pasado día 17, lo cual se podría traducir en una operación de desinversión de todas o algunas de su filiales en la región. Inicialmente, la operación afectaría a las operaciones en El Salvador y Guatemala por un importe de 600 millones de dólares (unos 530 millones de euros) y el comprador sería America Móvil. Los analistas consultados aseguran que este precio se situaría en la parte alta de la horquilla. "Telefónica (...) se encuentra en proceso de negociación para la venta de sus activos en Centroamérica, que podría derivar en una transacción, tanto por el total, como por alguno de dichos activos. Hasta la fecha no se ha alcanzado ningún acuerdo", señaló ayer la operadora.

Entre los potenciales candidatos destaca con especial intensidad la opción de Claro, propiedad de América Móvil, principal rival del grupo español en el continente latinoamericano. Los problemas de competencia que pudieran producirse ante una eventual concentración entre el primer operador de la zona (Claro) y el tercero (Movistar), como sucedería en Guatemala, podría resolverse a través de diferentes concesiones o remedios.

En el caso del mercado guatemalteco, junto a Claro y Movistar, también compite en telefonía móvil Millicom, el líder del mercado que opera con la marca Tigo. Este último operador podría encontrarse en el punto de mira de la estadounidense Liberty Latin America, grupo con vocación de crecimiento.

Como ya informó este periódico el pasado septiembre, Telefónica planea desde hace tiempo la desinversión total o parcial de sus filiales centroamericanas y mexicanas. Las conversaciones para una posible venta avanzan a ritmos distintos, en cada una de las zonas, pero con especial fluidez en el supuestos centroamericano.

El primer mandamiento del grupo que preside José María Álvarez-Pallete consiste en "no malvender" activos, en línea con las operaciones realizadas en los últimos años, a pesar del apremio de la multinacional por reducir una deuda que el pasado septiembre se situó en 42.636 millones de euros. Los activos de Telefónica Centroamérica podrían alcanzar un valor de 760 millones de euros, según estimaciones de los analistas, lo que incluye la totalidad de las operaciones de Telefónica en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá. En concreto, Telefónica es propietaria del 60% de Telefónica Centroamérica. El 40% restante se encuentra en manos del holding CMI, que compró dicha participación en 2013 a cambio de unos 380 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

J. Carlos
A Favor
En Contra

Entiendo que quiera quitarse deuda y crear confianza en el inversor y recuperar valor como empresa de hace diez años pero el perder tamaño no sé si es equiparable en la misma dimensión, ahora las operadoras además de tener poder por valor es poder por cantidad y tamaño. Suerte en esta nueva aventura y mira más por los clientes que las otras juegan con esa baza.

Puntuación -1
#1