Empresas y finanzas

Cristian Abelló frena su apuesta inmobiliaria en Firmum y liquida Castenal

  • Limitará las inversiones de su fondo al negocio de los aparcamientos

Cristian Abelló descarta su apuesta por el sector inmobiliario. Tal y como ha podido saber elEconomista, el tercer hijo de los Abelló Gamazo ha liquidado Castenal, la sociedad que creó hace menos de un año para invertir en esta industria y con la que todavía no había realizado ninguna operación.

El objetivo de Abelló por aquel entonces era que Castenal se convirtiera en una socimi vinculada a Firmum Capital, el fondo de capital privado que montó hace poco más de dos años junto a otros antiguos directivos de Torreal -el brazo inversor de la familia Abelló- como Bernardino Díaz-Andreu. En esta compañía también ejercía como administrador Borja Álvarez-Ossorio, antiguo director general de la gestora de fondos Zhapir, filial de la consultora inmobiliaria Aguirre Newman.

Según las fuentes consultadas, todo apunta ahora a que Firmum Capital se centrará por el momento en el negocio de las infraestructuras, donde sí ha realizado numerosas operaciones -especialmente en el segmento de los aparcamientos-. De esta forma, mediante el vehículo APK Gestión cuenta con más de 64 aparcamientos que suman más de 27.000 plazas. Para este proyecto, cabe recordar que Abelló contrató específicamente a Fernando Pire, exdirectivo de Isolux Aparcamientos.

Además, tal y como adelantó este diario hace poco más de un mes, esta gestora se encuentra inmersa en una ampliación de capital de 60 millones de euros, que le permitirá elevar su capacidad de inversión desde casi 150 millones de euros a 210 millones.

Diversificación de negocios

Con todo, el repliegue en el negocio inmobiliario llega apenas unos meses después de que los dos socios directores de Firmum Capital hayan decidido diversificar sus inversiones más allá de esta gestora de capital privado.

Por un lado, Cristian Abelló ha puesto en marcha hace unos meses su propio family office, con un capital de unos 100 millones de euros aproximadamente, desde el que gestionará sus propias inversiones, tal y como adelantó elEconomista hace unos meses. En cualquier caso, eso no le ha apartado de Firmum ni de su presencia en Torreal, donde sigue ejerciendo como vocal.

De hecho, en el sector siempre se pensó que Cristian era el llamado a suceder a su padre al frente de Torreal, por su fuerte vinculación profesional al sector del capital privado. En este sentido, ejerció durante más de una década como director de inversiones del brazo inversor de los Abelló, participando así en alguna de las operaciones más relevantes de la gestora en los últimos años. Previamente, el empresario trabajó en la gestora de capital privado española Ibersuizas.

Sin embargo y tras la enmancipación de Cristian, el pasado mes de febrero el magnate Juan Abelló abrió las puertas a la sucesión en Torreal con el nombramiento de Miguel Abelló Gamazo -su hijo menor- como vicepresidente ejecutivo de la firma. Al igual que Cristian, sus otros dos hermanos siguen vinculados a la empresa familiar como vocales.

Por su parte, Bernardino Díaz-Andreu también ha decidido montar otro negocio independiente de Firmum: la gestora de capital privado Formentor Capital, con la que ya ha conseguido comprometer 120 millones y con la que ha realizado ya tres operaciones el operador de concesiones de centros deportivos municipales Serviocio/Be One, el gestor documental Adea y VaV Group, proveedor de servicios audiovisuales para cadenas y productoras de televisión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0