Empresas y finanzas

Los fondos de capital privado impulsan el negocio de las franquicias en España

Reducir la dependencia de la tradicional financiación bancaria se ha convertido en un mantra para la mayoría de las empresas españolas. Así, la aportación de los fondos de capital privado cada vez tiene una mejor percepción por parte de todo tipo de inversores. En este contexto, elEconomista celebró ayer la jornada empresarial El valor añadido de los inversores en franquicias y casos de éxito, en la que diferentes expertos de esta industria debatieron sobre la aportación de los fondos de capital privado a las franquicias, sus preferencias de inversión y riesgos, así como diferentes modelos de negocio exitosos.

La jornada -que contó con el patrocinio de Dental Company, Eroski, Equivalenza, Vips y Telepizza- fue inaugurada por el presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), José Carlos García de Quevedo. El presidente de este organismo comenzó asegurando que las franquicias "suponen un modelo de negocio que crea riqueza en distintos sectores", abriendo la puerta a la financiación del ICO a través de sus fondos de capital riesgo (Fond-ICO Global) y Fond-ICO Pyme". "La franquicia emplea a 280.000 trabajadores y es donde desarrollan su actividad muchos de los emprendedores y autónomos de este país, con más de 74.000 locales con 1.350 marcas y desde el ICO trabajamos en todos los sectores de actividad, también con participaciones directas en empresas", aseguró García de Quevedo.

El presidente del ICO destacó que "hasta septiembre del presente ejercicio hemos superado los 5.500 millones de inversión del capital riesgo, por encima del año pasado". En este sentido, ha mostrado la disposición del ICO para ofrecer "créditos a muy largo plazo incluso con un periodo de carencia". García de Quevedo recordó que gran parte de las franquicias se está financiando ya con las líneas que ICO tiene para empresas y emprendedores.

Apetito inversor

Por su parte, José Zudaire, director general de la patronal del capital privado (ASCRI), fue el encargado de presentar la primera mesa en la que participaron expertos de la industria del capital privado, como las gestoras MCH, Sherpa Capital y Abac, así como la firma de servicios profesionales KPMG. Zudaire explicó que "estamos en un momento récord de inversión. Hemos superado en septiembre la inversión de 5.000 millones del año pasado. Es el mejor momento para invertir, desinvertir o captar fondos. España sigue siendo un país muy apetitoso para la inversión extranjera", señaló el director general de la patronal. Como representante de Ascri aseguró que, en cualquier caso, hay un gran potencial porque la inversión, por ejemplo, en Francia triplica a la de España. "No podemos morir de éxito. Nosotros suponemos todavía el 0,5 por ciento del PIB frente al caso de otros países como Francia", apuntó Zudaire. "Nuestras empresas participadas baten al resto tanto en balance y rentabilidad como en creación de empleo", insistió el director general de la patronal.

A continuación, José María Muñoz, socio fundador de MCH, explicó su experiencia en este tipo de operaciones dentro de la gestora e hizo hincapié en la necesidad de que existan unos mecanismos de control al franquiciado para que el negocio crezca con éxito y de forma sostenible. "Abrir es muy fácil, lo difícil es que la cadena te funcione porque si tienes seisnque no te funcionan y 20 que sí se puede liar. En la hoja de cálculo todo funciona siempre muy bien, pero hay que ser capaces de crecer con cabeza. Es importante tener una red de franquiciados super sana y para eso hay que ser muy exigente en cuánto vas a abrir". Muñoz recordó también "la importancia de gestionar muy bien tus franquicias porque, aunque puede tener un riesgo más alto del percibido, también puede tener una rentabilidad muy alta".

Además, el socio de MCH señaló la importancia de anticiparse a ciertos problemas porque siempre está "el riesgo del Excel". Esto es, en otras palabras, ir más allá de las primeras cuentas que se pueden elaborar de la previsión de ganancias, ya que después surgen problemas y "es muy importante estar preparado y adaptarse".

Para Eduardo Navarro, presidente Sherpa Capital, el control a los franquiciados no puede ser entendido sin flexibilidad. Así, explicó que su gestora cuenta ahora con dos líneas de negocio: "Seguimos invirtiendo en situaciones especiales, pero ahora también apostamos por compañías a las que ayudamos a crecer, con una inversión de unos 200 millones". "Lo que hemos aprendido de las franquicias es que el modelo funciona cuando ganan las dos partes", añadió el ejecutivo de Sherpa. "Cuando tienes un modelo bueno para franquiciar, con una inversión adecuada, puede crecer muy rápida". Navarro destacó la importancia de tener un modelo "mixto de franquicias y tiendas propias". El presidente de Sherpa ha indicado que "el problema más importante es identificar la calidad del modelo que hay detrás". De hecho, según dijo, "ha habido fracasos al llevar un modelo de retail de una ciudad como Madrid a otra como Sevilla cuando la realidad es distinta porque hay conceptos que son muy difícilmente exportables".

El apoyo profesional

Oriol Pinya, socio fundador de Abac, explicó que su fondo tiene 300 millones de euros para invertir en pequeñas y medianas empresas "con una necesidad vital de cambio porque, al margen de dinero, lo que aportamos es una experiencia en la gestión". Pinya indicó que "lo que buscamos es analizar una unidad del modelo para ver cuánto gana, qué inversión hay que hacer y cuál es la rentabilidad. Hay que buscar un pay-back de entre tres y cinco años, más es complicado que invirtamos ahí".

El socio de Abac recordó que "hay que entender el papel de franquiciado y el franquiciador y ver si es un negocio de franquicia de autoempleo o de empresarios, porque el modelo es completamente distinto". Pinya explicó respecto al control que "tenemos un contrato con la franquicia muy restrictivo porque el modelo tiene que ser el mismo en todas partes". No obstante, ha insistido también en que "es muy importante que el franquiciado esté contento porque si no tienes un problema".

Fernando García Ferrer, socio responsable de Private Equity de KPMG, apuntó por su parte que "si la estrategia coincide y ambas partes van orientadas a lo mismo, la alianza es muy buena". El problema, en su opinión, es cuando el modelo genera tensiones y dificultades porque no coinciden los intereses de las partes. "Alimentación y hostelería son negocios más vinculados a la franquicia, aunque no hay que ser limitante porque se pueden franquiciar muchísimos negocios", manifestó García Ferrer, que quiso distinguir también las diferencias entre el autoempleo y el de empresario.

Posteriormente, Eduardo Abadía, director ejecutivo de la Asociación Española de Franquiciadores, presentó la siguiente mesa de debate, en la que los ponentes dieron su punto de vista como empresas con franquicias. Para Abadía, "la franquicia no es un sector sino un sistema de distribución comercial que, además, es el futuro". Abadía reconoció que es "importante ganar las dos partes". Así, ha destacado la importancia de generar franquicias de concepto español, atraer a otras fuera y luchar con nuestras marcas en los mercados exteriores, "porque eso hablará de la internacionalización de nuestras marcas". El director de la asociación ha insistido en "la importancia de estar muy cerca del consumidor".

Una relación cercana

Posteriormente, los ponentes explicaron sus casos de éxito como franquicias, tanto en su relación con los franquiciados como los inversores. En este sentido, destacaron la importancia de tener una buena relación con el franquiciado de cara a anticiparse a los posibles problemas que puedan surgir. La directora de Expansión de las Clínicas Dental Company, Cecilia Villa, argumentó que "para nosotros es importante que el franquiciado sea nuestro aliado, hay que escucharle y en algún momento ser capaces de decirles que no, pero es importante verles como un socio, que se sientan parte del crecimiento y de la evolución de la compañía en su totalidad".

En esta misma línea, el managing director EMEA del Grupo Telepizza, Nacho González, explicó que su éxito pasa por tres puntos clave: "Experiencia, credibilidad y emprendimiento". "La credibilidad te la da la experiencia y se basa en la cercanía, en la empatía, en tratar al franquiciado como a un socio y como un compañero". Según el consejero delegado de Equivalenza, José María Fernández, "nosotros enfrentamos retos todos los días, pero los franquiciados también". "El mejor reflejo de nuestro éxito son nuestros franquiciados, por eso hay que saber dónde aportar valor".

Así, el director de Franquicias del Grupo Vips, Daniel Blasco, explicó que "es muy importante tener claro qué papel juega cada uno en la cadena de valor". "Es algo más allá de una relación de una sociedad, sino de clientes, por eso es fundamental saber qué es capaz de aportar cada uno", añadió Blasco.

Para Ricardo Sousa, consejero delegado de Century 21, "nosotros tenemos claro que todo es negociable, el mercado evoluciona a un ritmo muy importante, por eso hay que tener una buena relación, tanto con los franquiciados como con los posibles inversores".

Por su parte, el director de Franquicias del Grupo Eroski, Enrique Martínez Sanz, destacó la importancia de la formación de los franquiciados. "No hay un perfil idóneo de fraquiciador, nosotros trabajamos mucho con que esos emprendedores evolucionen hacia empresarios. Para nosotros es fundamental ser capaz de formarles y atender sus necesidades".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0