Empresas y finanzas

Iberdrola, Grupo Siro, Naturgy, REE y BBVA, pioneras en la emisión de 'bonos verdes' en España

  • Las entidades públicas también han empezado a emitir estos bonos

La emisión de 'bonos verdes' y sostenibles en España ha pasado de gestionar apenas 80 millones de euros en el año 2002 a los 185.423 millones de euros captados en el año 2016, tras crecer solo en ese ejercicio un 17%. Según el Observatorio de Inversión Socialmente Responsable (ISR), Iberdrola, Grupo Siro, Naturgy, Red Eléctrica de España (REE) y BBVA son los principales actores en España del crecimiento experimentado en la búsqueda de financiación sostenible.

El punto de inflexión, no solo en España, sino en el resto del mundo, fue el Acuerdo de París de 2015, a través del cual hasta 195 países se comprometieron a frenar el cambio climático producido por la emisión de gases de efecto invernadero con el fin de que la temperatura de la Tierra no se incremente en más de dos grados centígrados.

En los primeros cinco meses de 2018, de acuerdo a los datos del EAE Business School, las empresas y administraciones españolas han emitido un total de 4.450 millones de euros en 'bonos verdes', una cifra que, pese al aumento experimentado en los últimos años, se encuentra por debajo de lo captado en el mismo periodo de 2017, cuando se emitieron 5.000 millones de euros, después de incrementarse un 80% en relación a un año atrás.

Iberdrola, Siro, Naturgy y REE

Entre las principales compañías españolas que han sido pioneras en la emisión de este tipo de créditos se encuentra Iberdrola. La eléctrica comenzó en el año 2014 a emitir 'bonos verdes' y ya acumula 6.700 millones de euros, convirtiéndose, así, en uno de los mayores emisores privados de bonos sostenibles del mundo.

Además, el pasado mes de enero, Iberdrola cerró la operación de crédito sostenible más grande firmada hasta la fecha en todo el mundo, por un importe total de 5.300 millones de euros.

Grupo Siro también ha anunciado recientemente un crédito sostenible por valor de 240 millones de euros, asegurado por Rabobank y Banco Santander, que le ha permitido flexibilizar los términos de su financiación actual, y se ha comprometido a renovar la certificación de cero residuos a vertederos en todas sus plantes y a mantener una plantilla igual o superior al 10% de personas con discapacidad por el tiempo que dura dicho crédito.

En julio de 2017, Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa), firmó el primer crédito sostenible de ING Direct en España, por valor de 330 millones de euros a cuatro años, con la posibilidad de extenderlo durante un año adicional. El pasado noviembre, la energética formalizó la primera emisión de 'bonos verdes' por 800 millones de euros, cuyos fondos se destinarán a financiar proyectos de energías renovables eólicas y solares.

Por su parte, Red Eléctrica de España (REE) transformó en diciembre su crédito sindicado de 800 millones de euros, firmado en 2014, en una financiación sostenible, al añadir al tipo de interés aplicable criterios ambientales, sociales y de buen gobierno, con el apoyo de BBVA.

Esta operación se convirtió en el primer crédito sindicado sostenible del sector eléctrico, en el que sus condiciones están vinculadas no solo al perfil crediticio de la compañía, sino también a la evolución de parámetros ESG (medioambientales, sociales y de gobierno corporativo), de acuerdo con la calificación de la agencia de evaluación en sostenibilidad Vigeo Eiris.

BBVA y los ODS de Naciones Unidas

También BBVA se ha convertido en uno de los principales actores españoles para la emisión de bonos vinculados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como paso necesario para emitir sus propios bonos sostenibles y contribuir a los ODS de Naciones Unidas.

Así, la entidad acaba de comprometerse a movilizar 100.000 millones de euros hasta 2025 en financiación verde y social, infraestructuras sostenibles y emprendimiento social e inclusión financiera.

El banco firmó en julio de 2017 el primer préstamo sostenible a favor de una comunidad autónoma en España, en este caso a la Comunidad de Madrid, por un importe de 240 millones de euros, una operación que ambos volvieron a repetir el pasado mes de febrero, incrementando la cifra a 340 millones de euros para financiar en exclusiva acciones en el ámbito de la sanidad, los servicios sociales, la lucha contra el cambio climático o el empleo.

ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

También las entidades públicas han lanzado sus propias emisiones 'verdes', como la del Ayuntamiento de Barcelona a finales del último año, por valor de 35 millones de euros, para financiar inversiones medioambientales o sociales.

En junio, Bolsas y Mercados Españoles (BME), a través de la Bolsa de Bilbao, admitió la nueva emisión de bonos sostenibles que ha lanzado el Gobierno vasco, por un importe total de 500 millones de euros.

Por último, el gestor público de infraestructuras ferroviarias Adif se ha convertido en la primera empresa pública española en lanzar un bono verde, al emitir 600 millones de euros para este tipo de financiación en 2017.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado