Empresas y finanzas

La lucha por las empresas españolas eleva los precios en el capital riesgo

  • El sector reclama la necesidad de internacionalizar los fondos españoles
Foto: Dreamstime

El negocio del capital riesgo en España atraviesa uno de sus mejores momentos como consecuencia de la mejora de la economía, los bajos tipos de interés y el mejor acceso a la financiación. Esto ha provocado que la inversión de enero a septiembre se sitúe a niveles precrisis, según los datos de la patronal del sector, Ascri. Sin embargo, esto se ha traducido también en un incremento en los precios de las compañías domésticas, obligando a los fondos de capital riesgo -tanto nacionales como internacionales- a tirar de chequera para poder hacerse con las mejores empresas españolas.

Esta ha sido una de las principales conclusiones a las que llegaron el martes los expertos congregados en el CapCorp, el congreso para los profesionales del capital riesgo y de las fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés), organizado por Ifaes y KPMG, en colaboración con elEconomista.

"En nuestro segmento han entrado más competidores que hace un año. Nosotros somos cautos, se están viendo y pagando precios altos, pero con mucho más equity que deuda. España no está más barato que otros países como hace unos años, ahora nuestros competidores son los mismos que en el resto de Europa", explicó Pedro López, el responsable de Permira en España.

Por su parte, el presidente de Ascri y socio fundador de Portobello Capital, Juan Luis Ramírez, argumentó que "si pensamos que en España hay competencia, lo que hay en Europa debe ser 'hipercompetencia'. En la parte alta del mercado los precios son mucho mayores, pero en las operaciones medianas hay más recorrido: este año se van a cerrar 70 transacciones".

El socio de MBO Partenaires, Juan Cuesta, explicó que "las compañías están bastante caras, pero en capital riesgo no puedes esperar a que el mercado se calme, no nos vale esa estrategia. Si compras barato, compras lo que la gente no quiere".

No obstante, muchos expertos alertan de las similitudes de este momento con los años precrisis y sus consecuencias. En esta línea, el socio de Magnum, Alberto Bermejo, señaló que sí veía "algunos paralelismos con los años anteriores a la crisis, como las condiciones de financiación, los ratios de deuda o los covenants... Hay cosas similares, pero eso no quiere decir que se vaya a volver a repetir". Asimismo, el socio de M&A y Mercado de capitales de Allen & Overy, Fernando Torrente, apuntó a que "compartimos muchas cosas con 2007, un momento de elevada liquidez, bajos tipos de interés... Eso se reproduce hoy con los altos múltiplos. Este año es un momento muy importante, hay mucha alegría, pero hay que mirar atrás también para superar errores".

En cuanto a los principales retos que enfrente el sector, los expertos coinciden en varios aspectos. Por ejemplo, el presidente de Ascri señaló "la necesidad de que haya gestoras nacionales con más tamaño y capacidad para invertir globalmente y la entrada de más mujeres al sector". Por su parte, el socio de Private Equity de Alantra, David Santos, recalcó también la importancia de que las gestoras internacionales den el salto al exterior y "la entrada del inversor institucional en el negocio". Además, Santos también reiteró la necesidad "de que los bancos sean mucho más competitivos a la hora de financiar operaciones".

Fondos de deuda

Al hilo de esto, otro de los temas más candentes de la jornada fue el relacionado con los fondos de deuda que, según los expertos, van cogiendo peso en España, aunque todavía es un mercado por desarrollar. En este sentido, el socio de bancario y financiero de Allen & Overy, Juan Hormaechea, apuntó a que "desde 2008, se han levantado más de 700.000 millones de fondos de deuda y un altísimo porcentaje se destina a financiar operaciones de capital riesgo".

La responsable del mercado ibérico de Tikehau Capital, Carmen Alonso, destacó que "los fondos de capital privado son los mayores usuarios de nuestra financiación. Estamos teniendo un diálogo con ellos muy interesante". Esta firma, que acaba de desembarcar en España, ya ha participado en varias operaciones como la compra de Centauro o Terratest. Sin embargo, desde Trea Direct Lending, su director general, Ignacio Díez, aclaró que no todas las operaciones están preparadas para este tipo de financiación y explicó que "no podemos competir con la banca, nos diferenciamos en la rapidez, esto nos lleva a operaciones de un capex concreto".

Otra de las temáticas que se trataron durante esta jornada fue el buen momento de las desinversiones en España, como consecuencia de la salida de la crisis. El socio fundador de GPF Capital, Ignacio Olascoaga, explicó que "la crisis ha hecho retrasar ciertas salidas o aguantar compañías más tiempo en el portfolio lo que, unido a la recuperación en términos macro en España, ha generado un momento excelente para desinvertir".

Respecto a la búsqueda de operaciones, todos coincidieron en la preferencia por hacer operaciones propietarias y evitar el incremento de precios de las subastas. Sin embargo, cada vez es más complicado. Por ejemplo, Eduardo Navarro, socio fundador y presidente del fondo de capital riesgo Sherpa Capital, explicó que en el caso de Dogi -una de sus mejores participadas- "casi todo el crecimiento ha venido a través de adquisiciones. La mitad ha llegado a través del asesor con el que solemos trabajar y la otra mitad del equipo que tenemos dedicado a la búsqueda de oportunidades".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0