Empresas y finanzas

Javier Botín se queda con Vitaldent por 18,5 millones

JB Capital, la gestora del hermano de la presidenta del Santander, ostentará el 70% y el fondo ICG tendrá otro 25%.

La compañía Vitaldent empieza a ver con más claridad su futuro tras la intervención judicial y la detención de sus principales gestores, acusados de fraude, el pasado mes de febrero. Ayer, el juez Eloy Velasco, que lleva el caso, aceptó la oferta realizada por la gestora JB Capital Markets, de Javier Botín, para quedarse con la compañía por un total de 18,5 millones de euros.

La firma de inversión del hermano pequeño de la presidenta del Banco Santander y actual presidente de la Fundación Botín, asume también una deuda de 55 millones de euros que arrastra la cadena de clínicas dentales.

Javier Botín será el nuevo accionista de referencia de Vitaldent, con el 70 por ciento de la compañía, mientras que el resto del accionariado estará compuesto por la firma de gestión de activos británica ICG (Intermediate Capital Group), con un 25 por ciento, y el 5 por ciento restante quedará en manos de otros pequeños accionistas.

Intermediate Capital Group era el principal acreedor financiero del grupo con garantías reales sobre la mayor parte de sus activos. Tras el reparto accionarial, la deuda ha quedado reducida a 55 millones de euros, produciéndose la condonación del resto de la deuda que tiene ICG frente al grupo Vitaldent y Dental Finance, la matriz luxemburguesa de la compañía.

Los nuevos accionistas inyectarán 40 millones de euros en el capital del grupo, valorado de esta manera en 350 millones de euros.

La contraprestación total de 18,5 millones de euros se reparte entre 9,5 millones por el negocio en España y otros 1,5 millones por el negocio en Italia. Los restantes 7,5 millones de euros ya fueron adelantados por el comprador el pasado mes de agosto.

Además, Javier Botín se ha comprometido a pagar a la compañía Lucas Nicolás, la empresa franquiciadora de la marca Vitaldent, un precio variable adicional de 5 millones por cuenta de todos los vendedores, en proporción del valor de los activos que transmiten. El nuevo dueño también asume toda la plantilla de la compañía.

Durante los últimos meses, Vitaldent ha sido gestionada por Deloitte, a través del administrador judicial Senén Touza (el mismo de Pescanova), mientras la operación de venta la ha llevado a cabo Arcano.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud