Empresas y finanzas

El fondo Perry pacta con Colonial un pago extra si lanza una opa a Axiare

  • La socimi busca asesores para defenderse ante una probable entrada hostil.
Pere Viñolas, consejero delegado de Inmobiliaria Colonial. Foto: Luis Moreno.

Perry Partners se ha guardado un as en la manga con la venta a Inmobiliaria Colonial del 15,09% que ostentaba en la socimi Axiare. La carta con la que juega el fondo británico, actualmente en disolución, permitiría ingresar una mayor cantidad si finalmente la inmobiliaria decidiera presentar una Oferta Pública de Adquisición de acciones (opa), tal y como han explicado a elEconomista fuentes conocedoras de la negociación.

El objetivo no declarado de Colonial sería aumentar su presencia en el capital de la socimi, al menos, hasta el 25%, según las mismas fuentes consultadas pero la presión en el mercado apunta a una oferta o, al menos, a intentar provocarla.

Por su parte, la inmobiliaria que preside Juan José Bruguera indicó en su momento que esta compra se trataba de un "gesto rápido y oportunista" por parte de Colonial que quiere reforzar su cartera de activos de oficinas prime.

Al cierre de esta edición, Axiare comunicó a la CNMV su intención de buscar bancos de inversión y asesores legales "para el análisis y estudio de los posibles efectos que pueda suponer la reciente entrada de Inmobiliaria Colonial en el accionariado".

Este movimiento por parte del Consejo de la socimi podría responder, según fuentes del sector, a la necesidad del Consejo de demostrar que está analizando una operación no anunciada y que, claramente, afecta al accionariado de la sociedad, ya que Colonial es ahora el primer accionista de Axiare. Asimismo podría intentar vetar la entrada en el consejo al tratarse de un competidor.

El movimiento se produjo el viernes 14 de este mes cuando el grupo patrimonialista adquirió, fuera de mercado, un 15,09% de la socimi, a un precio de 12,5 euros por acción, lo que supone una inversión de 135,6 millones. Colonial pagó una prima del 11,18% sobre el cierre del viernes, pero los analistas de Banco Sabadell indicaron que el precio supuso un descuento del 8% sobre su estimación del NAV de Axiare y del 11% sobre el precio objetivo de la acción, que sitúan en 14,1 euros, frente a los 11,18 euros a los que cerró el día de la compra.

Con esta operación, la inmobiliaria logra tener un flujo asegurado de ingresos mediante los dividendos de Axiare, que por su condición de socimi está obligada a distribuir entre sus accionistas al menos el 80% de los beneficios por rentas. Colonial replica así el modelo que aplica en Francia desde hace años, donde es accionista de la socimi Société Foncière Lyonnaise, con el 57,7% del capital.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin