Empresas y finanzas

BBVA mejora previsiones sobre España y México pero la inflación de Turquía penalizará su contabilidad

  • Gana un record trimestral de 1.651 millones y hace una hucha de 200 millones por Rusia

BBVA batió sus mejores cifras en el arranque del año con un resultado trimestral récord de 1.651 millones de euros (+36,4%) y el mejor beneficio en España en doce años, que le animan a revisar al alza sus previsiones en el país y México ante el escenario de tipos al alza, pero la inflación en Turquía pasará factura a corto plazo. A foto del trimestre sus cuentas rebasan, no obstante, en un 38,04% los 1.193 millones que esperaba el consenso de FatSet.

El consejero delegado del banco, Onur Genç, admitió que BBVA podría aplicar con Garanti a partir del segundo trimestre la contabilidad hiperinflacionaria de obligado uso cuando la inflación de un pais sube más del 100% en tres años -en Turquía volaba un 61% en marzo-. Su efecto será positivo en capital y en el valor contable tangible, pero reconoció que en los países donde el grupo lo ha hecho antes -en dos geografías- "la contribución al beneficio de ese país al grupo suele ser muy limitada".

El banquero explicó que aún no está clara su adopción porque hay muchas variables que determinan si hay que asumirla, restó importancia apuntando que BBVA tiene ya "experiencia" y deslizó que podría tener alguna afectación sobre el 'pay-out' en su caso, pero que se movería en la horquilla fijada ya por el grupo de entre el 40 y 50%.

En todo caso defendió la oportunidad que representa Turquía, donde BBVA tiene en marcha una opa sobre Garanti para reforzarse en el capital. El beneficio del banco se más que duplicó en el trimestre y Genç aseguró que "las dinámicas del negocio muy, muy positivas", reivindicando que Garanti es "el mejor banco del país".

"Vamos a conseguir una mejor rentabilidad que nuestros competidores, una franquicia muy sólida", apostilló, admitiendo que las incertidumbres ha aumentado en el país por la guerra y su dependencia a nivel energético, de gas y petróleo, con Rusia.

Provisiones por Rusia

Precisamente BBVA ha acopiado una hucha extra de 200 millones para encarar potenciales deterioros derivados de la combinación de las tensiones originadas por la invasión de Ucrania, el freno en el crecimiento económico y la desbocada inflación. De esta partida 97 millones se han hecho en España, aunque aseguró que la morosidad está contenida y no prevé sustos, pero aún así confirmó que el banco no desdotará provisiones no usadas por el Covid hasta que pase la crisis geopolítica.

En el primer trimestre, BBVA batió algunos de los objetivos del plan estratégico como la rentabilidad y la eficiencia. Alcanzó una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 15,1% y sobre recursos tangibles (RoTE) del 15,9% y reivindicó que se coloca "como líder en su grupo de comparables europeos" en esta rúbrica. En eficiencia bajó el ratio al 40,7%.

A pesar de la mejora se mostró cauto a la espera de ver cómo evoluciona el escenario y se comporta la morosidad antes de fijarse retos más ambiciosos, aunque sí anunció una mejora de sus previsiones en España y en México.

"Si hay una cosa que realmente nos afecta positivamente es la subida de tipos porque a nivel operativo mejora mucho nuestros resultados, sobre todo en México, en España y también en Perú, porque somos muy sensibles al activo, es decir, al crédito, y cuando suben los tipos de interés ganas mucho más margen de intereses y eso evidentemente influye en el resultado", explicó.

En España preveía que el margen de intereses experimentase cierta caída por que la retirada de la financiación barata del BCE o TLTRO restaría 100 millones, y ahora no solo prevé que eso se compense sino que haya además un "ligero crecimiento" en ese margen. En México, dicho margen crecerá "a doble dígito" frente al "solo dígito" previsto antes.

En España recordó que una subida de 100 puntos básicos mejorará el margen de intereses "entre un 15 y un 20%". "Significa que si los tipos suben 100 puntos básicos de una vez, el impacto sobre la cuenta de resultados durante los siguientes 12 meses en España sería de 500 a 700 millones de euros más antes de impuestos", remarcó, recordando que se aflorarían al año siguiente cuando se hayan reevaluado todas las operaciones.

La previsión de BBVA es que el BCE suba dos veces los tipos este ejercicio y otras cuatro en 2023.

En México, su banco central ya ha subido 100 puntos básicos este año y espera otros 150-175 puntos adicionales en 2022. "Son tendencias positivas para nuestro negocio", agregó, detallando que el banco está creciendo además en todos sus países al 10,6% en crédito, lo que agrandará ese efecto de tipos.

Solo en España crece al 3,4% en financiación, lo que implica que "ganará cuota de mercado". Con datos a febrero estima que ha arañado 50 puntos básicos de negocio en financiación al sector.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin