Empresas y finanzas

Sánchez logra que España y Portugal puedan introducir límites al precio energético

  • La Comisión pondrá en marcha compras conjuntas de gas
Pedro Sánchez, a la entrada de la reunión europea. Foto: Efe
Bruselasicon-related

Tras casi nueve horas de discusión, una importante tensión y los veintisiete notablemente divididos, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el primer ministro portugués, Antonio Costa, consiguieron esta tarde en Bruselas la luz verde del Consejo Europeo para que ambos países tomen medidas extraordinarias para controlar los precios de la electricidad.

Lo confirmó la presidenta de la Comisión Europea que destacó la situación particular de la Península Ibérica, que tiene pocas interconexiones lo cual limitaría el impacto de estas medidas, como límites a los precios, en el mercado interior. Por eso la UE acuerda que se le dé un trato especial a estos países. Pero el ejecutivo comunitario tendrá que estudiar el plan antes de que se ponga en marcha, según las conclusiones del Consejo. 

Sánchez y Costa presentaron el plan en una rueda de prensa conjunta. "España y Portugal, a partir de hoy, podremos poner en marcha medidas excepcionales, acotadas en el tiempo, para reducir los precios de la electricidad a nuestros consumidores, a nuestra industria y a nuestras empresas", aseguró el presidente del Gobierno. 

No será desde hoy. Ambos ejecutivos presentarán la propuesta la próxima semana y el equipo de von der Leyen lo examinará de manera urgente, antes de tomar una decisión definitiva. Un plan que pasa por introducir límites al precio del gas para los productores de electricidad y esto pueda percibirse en la factura de la luz. "Esto va a significar una caída en los precios," ha dicho Sánchez, "tenemos el compromiso de responder urgentemente para actuar de manera inmediata".

Aunque la Comisión reconoció la particularidad de la Península Ibérica, la medida abre la puerta a que otros países de la Unión Europea puedan proponer sus propios sistemas de reducción de precios, lo que supone una victoria para todos los países que, como España, pedían una intervención de los mercados ante la crisis energética. 

Pasos importantes

Fuentes diplomáticas recuerdan que la negociación que la puesta en marcha del mercado común de la energía llevó décadas. Insisten en que hace meses, tener está discusión era un tabú; las medidas que proponía el sur, impensables; que existiera si quiera una respuesta europea a un mercado en el que son los actores nacionales quienes dominan, casi imposible; el respaldo de los países que menos se han visto afectados por la cuestión y que siguen renegando del asunto, una quimera. 

El acuerdo es un acuerdo de mínimos, pero es un paso importantísimo. Sánchez y sus aliados logran que la Comisión Europea estudie poner en marcha compras conjuntas de gas para tratar de influir en el precio; y los veintisiete abren la puerta a que Portugal y España puedan introducir medidas temporales y específicas para limitar los precios.

De cara al paquete de medidas de mayo de medidas energéticas para avanzar hacia la desconexión del gas de Rusia, la Comisión estudiará la posibilidad de desvincular el precio de la electricidad del precio del gas, tal y como pedía a España, o introducir límites a los precios de forma general. También la propuesta que aplicar un impuesto especial a los benéficos extra que las eléctricas están percibiendo como resultado de la crisis. Pero lo hará tras consultar con todos los actores involucrados en el proceso el potencial impacto de una medida de intervención de los mercados de este calibre. No es una decisión en firme, aunque no era el objetivo. 

La Comisión necesitaba el mandato político de los países de la UE para seguir avanzando en la dirección que mandarán los líderes. Lo cierto es que el proceso vuelve a alargarse. Aunque Bruselas tratará las cuestiones de urgencia, no serán medidas inmediatas. Pero el paso es importante.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud
FacebookTwitterlinkedin