Empresas y finanzas

Las 'fintech' piden un buró positivo para el crédito 'online'

  • Abogan por sacar de la TAE los gastos no financieros y que haya un registro de las firmas
Foto: Archivo.

Crear un buró positivo de crédito, recalcular las TAEs o simplificar las exigencias precontractuales. Son algunas de las demandas del sector fintech para que el llamado lending online o crédito al consumo online, a menudo rápido y por cuantías pequeñas, pueda despegar y desarrollarse sin las actuales barreras, ofreciendo mejores precios y garantías al consumidor.

Sus peticiones han quedado recogidas en el primer Libro Blanco de Lending Online realizado en España bajo el impulso de la Asociación Española de Fintech e Insurtech (Aefi) y con la colaboración de CMS Albiñana & Suárez de Lezo, Equifax, Metlife, Electronic Identification, Creditea, Bip Consulting y Political Intelligence.

El documento toma el pulso a un sector que ya en el año 2019 otorgó el 6% del crédito al consumo, frente al 55% tramitado por la banca tradicional, y cuyo desarrollo está en auge impulsado por la digitalización del usuario y un consumo donde va ganando espacio la financiación para pequeños importes.

El sector fintech identifica hasta 12 medidas que, a su juicio, deberían adoptarse para favorecer esta forma de financiación y las cataloga según su urgencia. La mayor demanda es tener acceso en tiempo real a la base de datos de riesgos que gestiona el Banco de España, la CIRBE, para que puedan efectuar el estudio de solvencia de sus clientes a fin de "prevenir su sobreendeudamiento" y aportar así "mayor seguridad a las empresas que conceden dichos préstamos".

El sector pide reformular la TAE suprimiendo los costes ajenos al coste financiero del préstamo

Según el estudio, este acceso, como el que tiene la banca, ayudaría a fijar mejores precios. En su defecto, abogan por crear un bureau positivo de consulta o registro donde podrían consultar, no tanto los créditos impagados como ocurre con la CIRBE, sino la posición deudora de los buenos clientes.

El sector pide reformular la TAE suprimiendo los costes ajenos al coste financiero del préstamo -notario, seguro, etc- que disparan el precio de las pequeñas financiaciones, ya que llevan costes fijos, y reclaman que la TAE no se use como referencia para comparar el coste del crédito en entidades supervisadas y no supervisadas.

Entre las medidas importantes abogan también por una armonización y homogenización del mercado y de la legislación en la UE, crear nuevas tipologías de crédito al consumo en la regulación y que el lending online también reporte sus tipos medios para las estadísticas del Banco de España.

Son partidarios de convertir en obligatoria la consulta al fichero EFICAZ (Exclusiones para Conductas Adictivas y Juegos de Azar) antes de conceder cualquier crédito y que el Banco de España cree además un registro de las firmas no supervisadas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin