Empresas y finanzas

¿Dejará la guerra seguros más caros y con menos coberturas?

  • Se encarece el seguro comercial con la zona y han saltado las alarmas sobre la ciberguerra

El sector asegurador nacional otea la guerra en Ucrania con cierto distanciamiento. Su exposición directa es prácticamente nula, salvo cierta mínima exposición de algún gran grupo; pero hay dos derivaciones que sí preocupan.

A escala más local: la invasión de Rusia ha tenido un primer impacto demoledor sobre los mercados que sufren como grandes inversores y ha devuelto la inquietud sobre el efecto de segunda ronda que se derivaría de una desaceleración de la economía y la inflación desbocada -supone costes mayores en los siniestros que soportan-.

En el seguro internacional, sin embargo, la situación preocupa por las grandes coberturas. Primero llegaron las sanciones y el Gobierno británico asestó uno de los golpes más duros a Rusia al prohibir el aseguramiento a sus aerolíneas en el mercado de Londres de Lloyd's, donde encuentran cobertura los grandes riesgos industriales.

Arrancó, como en otros sectores, la diáspora de empresas que salen de Rusia: Mash McLennan, Aon, Generali, Europ Assistance…

Y ahora toca a la contratación. De un lado se está produciendo un repliegue en las aseguradoras de crédito comercial y otras anuncian ajustes en las estrategias de suscripción. Se trata de una póliza que hace posible muchas importaciones y exportaciones al garantizar la transacción y cuya afectación amenaza con convertir, como mínimo, en más caras dichas relaciones comerciales.

Las sanciones habían dejado fuera las pólizas de transportes para no alterar, sobre todo, el suministro de energía que llega desde Rusia y otras importaciones. Sin embargo, en el sector explican que la situación "contamina todo", tensiona los precios en el aseguramiento en la zona y no solo de transportes, sino también en coberturas de responsabilidad civil y en coberturas en otros países de Europa del Este.

Lo hace además por varias vertientes. De un lado, los suscriptores se mantienen alejados de Ucrania, donde el riesgo país se ha disparado. Su inclusión en listados de riesgo máximo trastocaría todo, obligando, incluso, a cualquier transporte que se acerque o navegue por la zona a alertar a su aseguradora.

El panorama que se dibuja es, cuando menos, de tensión y susceptible de encarecer pólizas y no solo en grandes riesgos

Además cualquiera que haga negocios con Rusia y Ucrania podría verse desprovisto de coberturas relacionadas con las exclusiones de guerra, acción militar o acción gubernamental en las pólizas estándar.

Además ha emergido una preocupación máxima sobre una eventual guerra cibernética y las agencias de rating Fitch, AM Best o DBRS Morningstar han advertido sobre el daño potencial para el seguro. Estos días se recuerda que Merck sufrió un ataque de ransomware en 2017 por un virus de Rusia dirigido a Ucrania que afectó, al final, a todo el grupo y por el que reclama 1.750 millones a sus aseguradoras. El panorama que se dibuja es, cuando menos, de tensión y susceptible de encarecer pólizas y no solo en grandes riesgos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin